Empacho de fruta: los ataques a Sánchez y al Gobierno copan las intervenciones de Ayuso

Empacho de fruta: los ataques a Sánchez y al Gobierno copan las intervenciones de Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid ejerce de manera 'oficiosa' como líder de la oposición a nivel nacional en los actos en los que participa y hasta en sus redes sociales.

Sánchez y Ayuso, en una reunión en Moncloa en julio de 2021Europa Press via Getty Images

Isabel Díaz Ayuso se siente cómoda en su labor de presidenta de la Comunidad de Madrid, pero también ejerciendo como 'oficiosa' líder de la oposición a nivel nacional, marcando la estrategia de Génova y endureciendo el discurso contra Pedro Sánchez y su Gobierno. La dirigente ha tomado la batuta del PP en un trabajo de desgaste continuo al Ejecutivo que refuerza su papel de dique ante las políticas de Sánchez, pero que choca con el protagonismo que se espera de Alberto Núñez Feijóo como presidente de los populares. 

Hasta en la investidura del candidato socialista, hace dos semanas, Ayuso acaparó todos los titulares de la prensa al ser cazada insultando a Sánchez desde la tribuna de invitados. Lejos de disculparse o lamentar lo ocurrido, el equipo de comunicación de la presidenta hizo gala de esta 'pillada' para lanzar una delirante nueva campaña. "Ha dicho 'me gusta la fruta'", señalaron desde su gabinete con cierta sorna.

Ante el éxito de la ocurrencia, Ayuso la acabó repitiendo en una sesión de control de la Asamblea de Madrid: “El presidente del Gobierno, con todo el abuso de poder, utilizó la tribuna de oradores en la casa de la soberanía nacional y aprovechó para difamarme a mí y a mi familia. A lo mejor ustedes, que ya tragan con todo, harían otra cosa, pero para mis adentros, sí, lo dije: me gusta la fruta. Si en una tribuna de oradores aprovecho e insulto a su familia, lo mínimo es que usted diga por debajo: me gusta la fruta”, se justificó. 

A partir de ahí, su equipo publicitó la llegada de cestas llenas de frutas a Sol, sede la Comunidad de Madrid, y en las manifestaciones contra la amnistía muchos ciudadanos portaban camisetas y pancartas donde se podía leer el fanfarrón lema. 

  Un puesto con fruta cerca de la sede del PSOE en Ferraz con el lema viral de Ayuso contra el GobiernoEuropa Press via Getty Images

En Génova nunca ha gustado el exceso de protagonismo que Ayuso ha adquirido desde poco después de convertirse en presidenta de Madrid en mayo de 2019. La líder madrileña se cobró la cabeza de Casado en su batalla interna por el poder y el sucesor de éste, Feijóo, sabe que debe andar con pies de plomo en un momento delicado, sobre todo, por no haber podido arrebatar a Sánchez la Moncloa. 

Tal como ha ido contando Pablo Montesinos en El HuffPost, la directriz en Génova siempre ha sido evitar el choque interno con Ayuso y restar importancia a las posibles fricciones o diferencias de discurso. Aunque han sido muchas y muy variadas en estos últimos meses: la presidenta madrileña se posicionó de forma súbita contra las medidas de ahorro energético sin consultar a la dirección nacional, pidió la ilegalización de Bildu en plena campaña después de que Feijóo dijera que esa idea era "poco seria", arrastró al gallego a un debate sobre el aborto que el presidente del PP quería evitar y, más recientemente, lideró junto a Aznar una llamada a la movilización ciudadana contra la ley de amnistía antes incluso de que ésta fuera presentada. En todos estos casos, las palabras y las acciones de Ayuso obligaron al PP nacional a cambiar su discurso a marchas forzadas.

Hasta en el asunto de Israel y Gaza, Feijóo hace seguidismo de Ayuso. Hace dos semanas, el líder del PP hizo propio ante sus colegas del PP europeo el ataque que ya había hecho la líder regional 48 horas antes en sus redes sociales: "¿Cómo se define al político que siempre se pone del lado de los terroristas?".

  Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz AyusoEuropa Press via Getty Images

Realmente, cualquier asunto le vale a Ayuso para arremeter contra el Gobierno. La amnistía ha sido un festín para ella y para el resto de líderes autonómicos del PP, pero también vale hasta la homofobia para cargar contra los 'socios de los socios' de Sánchez al criticar que el Supremo ruso prohibiera el movimiento LGTBI. 

Algunos de los usuarios de esta red social le recordaron rápidamente que su Gobierno acaba de poner en marcha la derogación parcial de la ley trans madrileña que, entre otras cuestiones, diluye el reconocimiento de este colectivo en los centros educativos o elimina el código sancionador específico para las infracciones que vulneren los derechos de las personas trans e intersexuales.

De hecho, en redes sociales, casi la mitad de los tuits personales de Ayuso publicados en el último mes tienen alguna crítica hacia el Gobierno o son ataques directos hacia Sánchez o al PSOE. Uno de los últimos, este mismo jueves, acusaba al Ejecutivo de haberse despreocupado del servicio de Cercanías en la Comunidad de Madrid. 

En sus intervenciones públicas, es donde Ayuso echa el resto. Esta semana, en Barcelona, preguntaba a los catalanes si no les "revolvía" pensar que Cataluña "ha caído en lo más bajo de la escala política al ser usada por un mediador internacional". En otros actos, calificó de vergüenza que España tenga que estar controlada por un comisario político paralegal a la altura de las FARC y hasta criticó a Sánchez por "patrimonializar" el conflicto entre Israel y Palestina o por haber "comprado a delincuentes" su Gobierno. 

La afrenta fue aún más directa cuando, la semana pasada, Ayuso acusó a Sánchez de querer dejar con sed a los madrileños por el Plan Hidrográfico del Tajo. "Está utilizando el agua como arma política para asediar a la capital de España. (...) Ha llegado a apropiarse de los recursos naturales de todos los españoles y ha aprobado un real decreto que pone en riesgo el abastecimiento de agua de casi siete millones de madrileños. (...) Nos quieren dejar sin trenes, sin aviones de corta distancia, sin museos y sin instituciones... Nos quieren discriminar con la financiación, pero no hay nada peor que pretender racionar el agua a casi 7 millones de personas (...) Cuando piensas que Sánchez ya ha dado lo peor de sí mismo, siempre nos sorprende con una nueva", dijo.

Las palabras de Ayuso se produjeron, casualidad o no, el mismo día que el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, rubricaba junto a la vicepresidenta tercera Teresa Ribera un "acuerdo histórico" para resolver la problemática del agua en Doñana. En la escenificación de ese pacto, Ribera respondió de forma tajante a Ayuso: "Esta señora demuestra una vez más que probablemente piensa más en otro tipo de cosas que en el interés de los madrileños y en la solución de problemas".

Pero, ¿hay algún interés o ambición por parte de Ayuso que explique su papel de azote constante contra Sánchez? Pese al traumático resultado del 23-J para el PP y el ruido de sables que trajo como consecuencia, la líder regional ha mostrado su apoyo a Feijóo. Sin embargo, pocos se creen que quiera limitar su carrera política a ser presidenta madrileña. "Ella siempre ha dicho que su rival es Sánchez, con lo cual se está equiparando a Feijóo. Y nunca ha ocultado su idea de ser algo más que una líder regional", advertía hace unos meses en El HuffPost la periodista Alicia Gutiérrez, autora del libro "Porque me da la gana: Ayuso, la nueve lideresa". En Génova están en alerta, por si el exceso de fruta también se le hace indigesto a Feijóo.