Lo dicen las actas de Ayuso: el 76% de muertos por COVID en residencias no fueron a hospitales

Lo dicen las actas de Ayuso: el 76% de muertos por COVID en residencias no fueron a hospitales

Las inspecciones oficiales de la Consejería de Salud del propio Gobierno de la Comunidad de Madrid confirman que la mayoría de los fallecidos no fueron derivados a centros sanitarios, según la 'Cadena SER'.

Acto de la Marea de Residencias Verdad y Justicia en memoria de los fallecidos en las residencias de mayores de Madrid durante la pandemia.Gustavo Valiente/Europa Press via Getty Images

Confirmado y certificado. Mediante los propios documentos oficiales de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid. Un 76% de los muertos en las residencias de mayores madrileñas durante los primero compases de la pandemia del coronavirus -concretamente entre marzo y abril de 2020- fallecieron sin haber sido derivados a un hospital.

Se trata de lo que certificaron las inspecciones oficiales que quedaron reflejadas en 11 actas de este departamento del Ejecutivo de la popular Isabel Díaz Ayuso, a las que ha tenido acceso la Cadena SER

En este sentido, y según apunta el citado medio, estas inspecciones fueron escasas en esa época y abarcaron 11 residencias. El número total de fallecidos confirmados a través de pruebas diagnósticas o con síntomas compatibles con la COVID fueron 185. De las cuales 141 fallecieron en estos centros para mayores. El número de aquellas que fallecieron en los hospitales a los que fueron derivadas es de 44.

Los datos más duros

También destaca la SER en la mencionada información que la situación más trágica tuvo lugar en un residencia en la que se registró la friolera de 49 muertos en poco más de un mes. De ellos, 46 tuvieron lugar en la residencia, mientras que los que se produjeron en un hospital se reducen a 3.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

No es el único dato demoledor. En el acta del 13 de abril, durante la inspección oficial de la Consejería de Salud madrileña se detectó un cadáver en una de las habitaciones pendiente de ser trasladado por la funeraria desde tres días antes, el 10 de abril. La dirección de la residencia se vio obligada a intervenir y a solicitar la intervención de los bomberos para que retirasen los retos mortales, dando aviso a su vez a Guardia Civil y Dirección General del Mayor.