Sánchez habla con el ministro israelí Benny Gantz en un intento por rebajar la tensión diplomática

Sánchez habla con el ministro israelí Benny Gantz en un intento por rebajar la tensión diplomática 

Moncloa cree que la llamada puede servir para reconducir la situación. No ha habido contacto, por contra, con el presidente de Israel pese a coincidir en la COP 28.

Pedro Sánchez, con chaleco antibalas, pasea por Israel.Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

España intenta apaciguar los ánimos con Israel tras el último episodio de la crisis diplomática. Este viernes, Pedro Sánchez ha conversado por teléfono con el miembro del actual gobierno de unidad nacional Benny Gantz. A él le ha reiterado, en palabras del presidente, "que Israel es un socio y un amigo de España". Una cita que, a juicio de Moncloa, puede servir para "reconducir" una situación inestable en las últimas semanas.

La conversación entre el presidente español y el líder opositor y actual socio de Netanyahu en el ejecutivo de emergencia por la guerra ha sido cordial, según fuentes de Moncloa, en un intento por rebajar la tensión, si bien ambos se han mantenido en sus posturas 

El gesto se produce un día después de que el ministro de Exteriores de Israel, Eli Cohen, llamase a consultas a su embajadora en Madrid en protesta por unas declaraciones de Sánchez en TVE. En ellas, el presidente del Gobierno mostraba sus "dudas" sobre si Israel había cometido crímenes de guerra en sus bombardeos continuados a Gaza.

Pedro Sánchez se encuentra este viernes en Dubai, por la celebración de la Cumbre del Clima, COP 28, donde ha coincidido con el presidente israelí, Isaac Herzog. Sin embargo, no ha habido ningún contacto entre ambos, de acuerdo con el testimonio de fuentes de la delegación española, más allá de compartir sala y foto de familia de los asistentes. 

El único contacto, vía telefónica, ha sido con el exministro de Defensa y líder de la oposición israelí, que se unió al gabinete de guerra conformado por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tras estallar el conflicto con Hamás. De hecho, el papel reciente de Benny Gantz ha sido el de mantener contactos con otros líderes internacionales con los que ha habido roces diplomáticos a causa del conflicto.

Previamente a su charla con Sánchez, Gantz se había telefoneado con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y con el presidente francés, Emmanuel Macron, tras sendos desencuentros.

En la conversación de este viernes entre el ministro israelí y Sánchez, el jefe del Gobierno le ha reiterado su condena a los ataques terroristas de Hamás y su exigencia de que sean liberados los rehenes israelíes.

"Israel tiene derecho a defenderse de este ataque terrorista, pero he reafirmado que España considera insoportable la muerte de civiles en Gaza y que Israel debe cumplir con el Derecho Internacional Humanitario", ha explicado en las redes sociales. En ellas ha informado también Gantz de la conversación, en la que ha explicado que "puso al día" a Sánchez sobre el conflicto y la necesidad de que Hamás sea desmantelado en Gaza.

El ministro israelí ha hecho lo propio en sus canales, asegurando que "puse al día sobre la guerra y los acontecimientos regionales" a Pedro Sánchez, a quien enfatizo, asegura, "que, por el bien de la seguridad de Israel y de los civiles israelíes y el restablecimiento de la estabilidad regional, el grupo terrorista Hamás debe ser desmantelado en Gaza". 

Ganzt ha añadido que Israel concede gran importancia a evitar en la medida de lo posible víctimas civiles y que Hamás "continúa perpetrando horribles crímenes contra la humanidad, como utilizar a niños y mujeres como escudos humanos para sus actividades terroristas".

Desde el Gobierno se ha informado de que se ha estado trabajando en esta conversación desde la noche del jueves y que ha sido constructiva, cordial y puede servir para reconducir la situación. Además, aseguran que seguirán haciendo todo lo posible para lograr la normalización total y absoluta de las relaciones, aunque no hay ninguna previsión de que Sánchez hable próximamente con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

También te puede interesar...