BLOGS
17/06/2012 10:05 CEST | Actualizado 17/08/2012 11:12 CEST

'El Huffington Post'. Joder, ¡¡¡parece una broma!!!

Por encima de todo intentaré hacer de mi pequeña aportación a este proyecto que nace con un nombre tan raro, un espacio honesto y sincero.

No acabo de acordarme nunca del nombre, porque lo de El Huffington Post, tiene tela... y ala, ya estoy de nuevo a las órdenes como siempre, y ya van mas de seis años, de Montserrat Domínguez.

Desde luego me debe ir la marcha, porque con lo indisciplinado que soy intentar mantener un blog con una cierta regularidad va a tener su coña. Me dicen que puedo hablar de lo que me de la gana, el problema es que tal como está el patio uno no sabe muy bien que decir, no sea cosa que suba la prima de riesgo...

Hablar de cocina, me aburre soberanamente, hablar de mis viajes (esos que la mayoría de las veces se limitan a visitar con profusión el aeropuerto, y a disfrutar del trayecto del mismo al hotel y vuelta), viajes que son al final, esa pesada bola, ese grillete que me he atado al cuello para mantener vivo mi sueño de la calle Zurbano, no es plan... si hablo de política, malo, si hablo de lo que me indigna, si ahí también entra algo de política, peor...

La cuestión, y en esto estamos, es que intentaré responder a las expectativas como intento hacer siempre, que diré lo que pienso porque no tiene sentido hacer otra cosa, que os llevaré conmigo en este caos de vida que me he montado, de aquí para allá, que hablaremos de todo, que me podréis decir de todo (que para eso tengo la espalda que tengo) y que por encima de todo intentaré hacer de mi pequeña aportación a este proyecto que nace con un nombre tan raro, un espacio honesto y sincero, que tal y como está el mundo, haciendo eso tampoco hace falta escribir como un Nobel de literatura...

P.D. Y para que veáis que comenzamos sinceramente, acabo este primer post después de dar el servicio en Sao Paulo y tras 84 clientes de servicio, pinchar un par de horas en una fiesta como DJ invitado: lo dicho, ante todo honesto... También cuatro cervezas después!!!!

EL HUFFPOST PARA AMBAR