Detenido un octogenario por destrozar de una pedrada un helicóptero que luchaba contra el fuego en Tenerife
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

Detenido un octogenario por destrozar de una pedrada un helicóptero que luchaba contra el fuego en Tenerife

La presidenta del Cabildo de Tenerife ha pedido no dejarse llevar por bulos sobre el consumo de agua para apagar un fuego que ya es el peor del año.

Un helicóptero trabaja en el incendio de TenerifeAFP via Getty Images

El incendio de Tenerife sigue activo y acrecentando su rastro de destrucción en pleno agosto. Desde hace una semana, numerosos efectivos de diversos cuerpos trabajan sin descanso para, primero, controlar y posteriormente extinguir un incendio que ya suma más de 14.000 hectáreas calcinadas.

Es el peor incendio en lo que va de año en España y las condiciones para luchar contra las llamas siguen siendo muy difíciles. No solo las ambientales, por la temperatura, mala calidad del aire y orografía. 

La presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, ha confirmado la pérdida de uno de los helicópteros empleados en las tareas de extinción. Como ha explicado en rueda de prensa, "uno de los helicópteros del Cabildo ha quedado inoperativo al recibir una pedrada mientras reponía agua en un depósito". 

El responsable ha sido un hombre de avanzada edad. Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Güímar, en Tenerife, han detenido a este octogenario, vecino del municipio, como presunto autor de un delito en materia de Navegación Aérea al tirar una piedra contra un helicóptero que luchaba contra el fuego de la isla.

La detención se ha producido después de que el hombre arrojara una piedra a un helicóptero de la Brigada Forestal del Cabildo de Tenerife cuando se disponía a cargar agua en un tanque de su propiedad, dentro de las labores de extinción del incendio que sigue activo en la isla, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

La piedra golpeó un aspa del rotor principal de la aeronave, decidiendo el piloto por seguridad abandonar las labores de extinción y dirigirse al Aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife Norte) para la valoración de los daños ocasionados.

La responsable política, instantes antes, había pedido "no dejarse llevar por los bulos" sobre el uso de ese agua en un momento de sequía y calor extremo. Como ha añadido Dávila, "Toda el agua utilizada por los medios aéreos y los equipos de extinción será respuesta una vez termine la emergencia".