INTERNACIONAL
26/06/2012 17:17 CEST | Actualizado 26/06/2012 17:38 CEST

Un perro para superar el estrés postraumático de la guerra (FOTOS)

Decidió llamar Panzer a su perro ayudante, en honor a un tipo de vehículos blindados de guerra. Brad Schwarz, veterano de guerra de Estados Unidos, tiene desde hace cuatro años estrés postraumático provocado por sus servicios en Irak. Drogas, alcohol y problemas familiares marcaron su vuelta a la vida civil. Desde principios de año cuenta con el apoyo de una mascota entrenada para ayudarle.

A sus 26 años, afronta desde su casa de Palos Hills (Illinois) sus recuerdos y lesiones de guerra. Dos semanas antes de volver de permiso a EEUU tras 15 meses en Irak, el vehículo Humvee en el que viajaba con otros compañeros se incendió tras una explosión. Los otros cuatro soldados que iban en el interior fallecieron y Schwarz se convirtió en el único superviviente. Desde entonces ha sufrido pérdida de memoria y tiene que caminar con muletas.

"Luché por [los Estados Unidos de] América en Irak y ahora él [por su perro] está luchando por mi siendo mi amigo y ayudando a que me enfrente a las secuelas de la guerra", escribe sobre su mascota y amigo en una imagen pública de su cuenta en Facebook.

Panzer ha sido entrenado en el centro Pack Leather Academy de Chicago, que dedica parte de sus medios a formar perros de ayuda para veteranos de guerra.

El fotógrafo Scott Olson ha retratado algunas escenas de los últimos meses en la vida del soldado Schawarz, quien afirma estar resignado a vivir con estrés postraumático, un transtorno que relacionado con el incremento en la tasa de suicidios entre soldados de EEUU. "Se lleva mejor con el tiempo, pero nunca jamás se va a ir", ha declarado a News Sun. "Me ha cambiado la vida. En el Ejército todo el mundo tiene un compañero de batalla. Y así es Panzer para mi ahora", ha afirmado.

EL HUFFPOST PARA BBVA