ECONOMÍA
10/10/2012 13:44 CEST | Actualizado 10/12/2012 11:12 CET

Toyota llama a revisión en España 80.497 vehículos de los modelos Yaris, Corolla, Auris y RAV4

EFE

Toyota ha llamado a revisión a más de 7,4 millones de vehículos en todo el mundo por un fallo eléctrico que no afecta de forma directa a la seguridad de los vehículos.

Es el mayor número de coches incluidos en un único llamamiento a revisión del principal fabricante de vehículos japonés, que ha comunicado que se trata de un fallo en 14 modelos vendidos en todo el mundo debido a un defecto en el elevalunas eléctrico.

El problema está localizado en el pulsador situado junto al asiento del conductor que abre y cierra la ventana delantera derecha. El recubrimiento de cera sobre la pieza puede provocar que se funda parcialmente, se bloquee y deje de funcionar.

80.497 VEHÍCULOS EN ESPAÑA

En España hay 80.497 unidades afectadas, correspondientes a los modelos Yaris, Corolla, Auris y RAV4 fabricados entre septiembre de 2006 y diciembre de 2008.

La compañía ha informado de que procederá a contactar con los clientes "en el menor plazo posible" y advierte de que la comprobación, que no conllevará coste alguno, durará aproximadamente 40 minutos.

Toyota España ha facilitado un número de teléfono (902 33 70 00) para todos los clientes que quieran ampliar información al respecto.

En Europa, la llamada afecta a casi 1,39 millones de unidades, mientras que en EEUU el volumen a revisar alcanza los 2,47 millones fabricados en esas mismas fechas, ha confirmado a Efe un portavoz de Toyota.

A ellos hay que sumar 1,4 millones de unidades en China fabricadas entre 2005 y 2010 y casi medio millón más en Japón salidas entre 2006 y 2008.

MÁS FALLOS

No es la primera vez que un defecto de serie detectado en sus coches afecta al fabricante de Aichi, que entre 2009 y 2011 llamó a revisión en varias partidas a casi 10 millones de vehículos en total por un fallo mecánico en el acelerador.

El error llega en uno de los peores momentos posibles para Toyota en un nuevo revés para su imagen en un momento en que afronta retos como la fortaleza del yen y la incierta situación de sus ventas en China.

ESPECIAL PUBLICIDAD