INTERNACIONAL
30/11/2012 11:16 CET | Actualizado 30/01/2013 11:12 CET

Draghi, seguro de que la eurozona comenzará a salir de la crisis en 2013

AFP

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi ha asegurado que la zona del euro aún no ha salido de la crisis económica y señaló que la recuperación se iniciará "sin duda" en el segundo semestre de 2013.

En declaraciones a la emisora Europe 1, el máximo responsable del BCE insistió en que la zona del euro debe avanzar hacia un mayor federalismo.

"Debemos aprender a compartir la soberanía en la zona euro", señaló Dragui, quien participa, junto con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en una reunión en París para debatir sobre estrategias de crecimiento en Europa.

El presidente del BCE aseguró que "la consolidación presupuestaria a corto plazo es inevitable" pero lanzó que la recuperación económica se iniciará sin duda en el segundo semestre de 2013".

Además de decantarse por una supervisión bancaria única entre los países europeos que comparten la moneda única, Draghi dijo que hará "todo lo necesario" para estabilizar la economía de la zona del euro.

Sobre la pérdida del sobresaliente financiero de Francia por parte de la agencia de calificación Moody's, el responsable del BCE señaló que "la pérdida de la 'triple A' es una señal enviada a los Gobiernos que debe tomarse en serio".

EL FMI PIDE MESURA EN LOS RECORTES

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha subrayado que los países de la zona euro deben sanear sus finanzas públicas "de forma resuelta y creíble", pero "a un ritmo razonable"

Lagarde, que intervenía en un coloquio en París organizado por el Tesoro francés, se pronunció en favor de dar "un apoyo a la demanda a corto plazo", ante el riesgo persistente de estancamiento, al tiempo que puso el acento en las ganancias que reportarán las reformas estructurales.

"El saneamiento presupuestario debe llevarse a cabo de forma resuelta y creíble" pero en un horizonte "de medio y largo plazo", y para impedir los efectos recesivos sobre la demanda "debe hacerse a un ritmo razonable".

RECONOZCAMOS LO BUENO