POLÍTICA
16/03/2013 21:19 CET | Actualizado 16/03/2013 21:41 CET

Uno de los pintores de buzones del PP: "Me extraña que no lo hubiera hecho alguien antes"

El domingo 3 de marzo, Verónica Manzano, una joven del madrileño barrio de la Concepción se topó con un hecho insólito: un buzón de correos pintado de azul y con las siglas del Partido Popular. Sacó una fotografía y la colgó en Twitter. Más de 1.500 personas compartieron la imagen, que se convirtió en todo un fenómeno en Internet.

Un día después, dos personas colgaban en esa misma red social fotografías de otros tantos buzones pintados del PP en la calle Arturo Soria de Madrid. Ya eran tres los que amanecían de esta guisa. Poco tardó Correos en repintar los buzones del amarillo original: apenas 24 horas entre que se dio el aviso y los operarios acudieron a arreglar la incidencia.

Dio lo mismo. Una semana y media después, nuevos buzones azules aparecían en Madrid: en las plazas de las Comendadoras, de Cuzco y del Dos de Mayo, en la Glorieta de Quevedo, y la calle Gravinia, en Chueca. Además, en Guadalajara apareció otro en la Plaza del Doctor González Hierro.

Desde Correos desconocen aún la existencia de estos nuevos buzones pintados, pero aseguran estar aplicando el procedimiento habitual. "Hay dos recogidas al día: una por la mañana y otra por la tarde. Conforme se vayan identificando se comunicarán y se arreglarán en uno o dos días", explican.

Ver Los buzones pintados de azul del PP en un mapa más grande

"YO PINTÉ ALGUNO DE LOS BUZONES"

Pero, ¿quién o quiénes están detrás de esta forma de protesta? El Huffington Post ha contactado con uno de los pintores de estos buzones, que prefiere guardar el anonimato.

Admite haber 'decorado' buzones en Madrid con los colores y las siglas del PP, pero dice no haberlo hecho solo. "Yo pinté alguno de los buzones, no recuerdo cuántos, tampoco recuerdo si la idea fue mía. No sé si fue de un amigo o de cualquier español. Necesité un par de sprays, una plantilla y un par de amigos para vigilar".

La idea de pintar los buzones con los colores y las siglas del PP se debe a que son "un símbolo visual muy fuerte, algo que tenemos todos en la cabeza". "Esto es una reacción muy lógica", se justifica, "los papeles de Bárcenas están provocando cosas como estas; me extraña que no lo hubiera hecho alguien antes".

Dice que su acción es una respuesta a la pérdida de derechos; a los recortes en una "valiosísima sanidad que se menosprecia" y que "se vende para que unos se forren y otros se mueran"; a las explicaciones de Cospedal "contando el chiste del finiquito"; y a que Rajoy dijera de ella que es "una persona ejemplar".

"TODOS LOS SOBRES ESTÁN ENVENENADOS"

"El buzón azul es una imagen potente, y sólo quisimos cristalizarla porque, francamente, no sabemos qué hacer para que la gente recuerde. Porque la avalancha de noticias en estos tiempos hace que pocas cosas parezcan verdad y durante poco tiempo, y porque ni las urnas son la solución cuando todos los sobres están envenenados", continúa.

Sobre la reacción surgida en Internet, confiesa que ni él mismo se lo podía esperar y que el hecho de que se esté emulando en otros lugares de la ciudad y del país es "lo más bonito" que podía imaginar. "La gente sí reconoce la verdad en sus tripas, creo yo. Por eso la imagen del buzón se reenvió miles de veces en un día, porque a la gente le pareció tan obvia como el vacile contínuo al que nos someten los políticos, porque tenía mucha gracia pero no era un chiste".

Para evitar que alguien pueda usarlo políticamente, niega que se trate de una acción en contra de un partido concreto. "Hemos pillado al PP como podíamos haber pillado al PSOE o a cualquier otro. Partidos no se libra ni uno. Y políticos específicos, poquísimos".

Esperanzado, confía en que los buzones del PP no queden reducidos a una mera anécdota. "Nos encantaría pensar que esto servirá para que, desde ahora, cuando la gente vea un buzón del color que sea se acuerde de que no hay que darles tregua, jamás, porque ellos no nos la dan a nosotros".