POLÍTICA
05/07/2013 16:40 CEST | Actualizado 04/09/2013 11:12 CEST

Interior eliminará las piscinas de las futuras cárceles

PHOTOS.COM

Ni piscina ni televisores de plasma en las futuras cárceles. El Ministerio del Interior las eliminará de las prisiones que tiene previsto construir, y que ya están adjudicadas, dentro de las obras de mejora que acometerá en 39 centros penitenciarios, tras rechazar la creación de diez centros de inserción social y una unidad de madres "por no ser necesarios".

Estas medidas has sido aprobadas por el Consejo de Ministros, que ha anunciado un ahorro de 96 millones de euros tras revisar el Plan de Amortización y Creación de Centros Penitenciarios (PACEP), para adaptarlo a las necesidades penitenciarias actuales, según informa el Gobierno.

Así, las piscinas serán eliminadas de los proyectos de las prisiones ya adjudicados en la anterior legislatura como Málaga II, Siete Aguas, Comunidad Valenciana, Soria y Ceuta. Interior reducirá, además, la superficie construida y eliminará otros elementos que, en su opinión, no redundan ni en la seguridad ni en el incremento de la capacidad de rehabilitación de los internos.

Entre los proyectos de prisiones que serán revisados se encuentra el del futuro Centro Penitenciario Norte III (Gipuzkoa) (nueva cárcel en Zubieta-San Sebastián), del cual serán eliminados "las actuaciones proyectadas superfluas o suntuarias", como ya había pronosticado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

"NO ES RAZONABLE"

En el Pleno del Congreso del pasado 8 de mayo, el titular de Interior dijo que no es razonable que la futura cárcel de San Sebastián disponga de piscinas cubiertas y televisiones de plasma en cada celda, como así estaba previsto en el proyecto original de la prisión del anterior Ejecutivo.

El acuerdo aprobado por el Gobierno prescinde, además, de la construcción de diez centros de inserción social previstos (Zaragoza, Vigo II, Jaén, Asturias, Castellón, Castilla-La Mancha II, Madrid Oeste, Guipúzcoa, Álava y Vizcaya) y de la unidad de madres de León.

Estas actuaciones permitirán un ahorro de 96 millones de euros, que serán destinados a obras de mejora en materia de seguridad, salubridad y eficiencia energética en 39 cárceles que presentan cierto grado de deterioro debido al paso del tiempo.

NUEVOS TIEMPOS