INTERNACIONAL
26/08/2013 19:46 CEST | Actualizado 26/08/2013 19:46 CEST

El primer ministro turco promete piscinas separadas por sexo

PHOTOS.COM

La ciudad turca de Estambul quiere ser la sede de los Juegos Olímpicos de 2020. Y están de campaña. Lo que no se sabe es cómo van a sentar las últimas declaraciones del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, que ha prometido este lunes en la localidad de Rize que construirá piscinas olímpicas separadas para hombres y mujeres, con el fin de evitar que los jóvenes adquieran "malos hábitos", según el diario Radikal.

El equipo de fútbol local "Rizespor ya juega en primera. Pero no nos quedaremos sólo en el fútbol. Si dios quiere también habrá baloncesto, canoa y natación. Ahora construiremos una piscina olímpica para mujeres y otra para hombres", ha avanzado Erdogan en un discurso en esa localidad del mar Negro.

"Con todo esto, creo que la juventud de Rize no adquirirá malos hábitos", ha dicho el primer ministro, sin aclarar si en la prevención de las malas costumbres pesará más el hecho de hacer deporte o el de separar a hombres y mujeres.

También ha prometido que el nivel de educación de Rize "llegará a uno aún mucho mejor" con el próximo establecimiento de institutos y colegios Imam Hatip, un tipo de institución religiosa diseñado para formar teólogos, pero cuyas titulaciones han sido equiparadas al bachillerato tras una reforma legal.

POLÉMICA SEPARACIÓN DE SEXOS

La separación de sexos en la vida pública es uno de los elementos más polémicos del ideario del islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP), en el poder desde 2002.

Ya el verano pasado, el Ministerio de Juventud instauró campamentos de verano separados por sexos para los alumnos de los colegios públicos, lo que desató un huracán de críticas en la prensa laica.

El ministerio aseguró que esa medida hacía "feliz a las familias" y señaló que la participación de los adolescentes en los campamentos había aumentado notablemente tras imponerse la separación.