INTERNACIONAL
27/08/2013 14:43 CEST | Actualizado 28/08/2013 10:47 CEST

Siria advierte de que responderá si es atacada y exige pruebas a EEUU de su implicación en el ataque

Getty
A man carries two children away from the scene of an explosion in the northern Syrian city of Raqqa, early on August 7, 2013. UN weapons inspectors tasked with looking into claims of chemical weapons use in Syria are 'completing their preparations' in The Hague before heading to Damascus, the United Nations said. AFP PHOTO/ABDULLAH AL-SHAM (Photo credit should read ABDULLAH AL-SHAM/AFP/Getty Images)

El régimen sirio de Bashar al Assad no se deja impresionar por la amenaza de un inminente ataque militar estadounidense. El ministro de Asuntos Exteriores, Wallid al Muallem, ha retado este martes al Gobierno de EEUU a que presente evidencias acerca de la implicación de Siria en el ataque químico del pasado día 21, que causó más de 1.000 muertos. Y, además, ha advertido de que se defenderá proporcionalmente si se produce el ataque.

Durante una rueda de prensa en Damasco, al Muallem ha rechazado "por completo" la autoría de la masacre de la semana pasada y ha negado que el Gobierno nacional esté obstaculizando las labores de la delegación de expertos en armas químicas de la ONU, aunque ha confirmado que la segunda jornada de inspecciones prevista se aplaza.

El jefe de la diplomacia siria ha calificado de "ley de la selva" la época que está viviendo el mundo. EEUU, en su opinión, está incumpliendo flagrantemente el derecho internacional con sus últimos movimientos. Además, ha reconocido que el régimen sirio teme sufrir un ataque militar. Eso sí, ha subrayado, que si se produce esa agresión Siria responderá con todas las medidas de las que disponga.

Al Muallem ha asegurado que la administración de Barack Obama no quiere una solución política al conflicto en Siria. Pensar que un ataque estadounidense reducirá el apoyo del pueblo al Gobierno sirio es caer en la "simple imaginación", y ha pedido a los ciudadanos estadounidenses que no crean las informaciones gubernamentales acerca del uso de armas químicas por parte de las fuerzas de Al Assad.

También se ha dirigido a William Hague, ministro de Exteriores británico, al que ha acusado de estar suministrando "información errónea" sobre el empleo de estas armas químicas.

EL PARLAMENTO BRITÁNICO VOTA LA INTERVENCIÓN

En medio de la indecisión que varios países han manifestado respecto a apoyar o no la intervención armada en Siria, el Parlamento británico se reunirá este jueves de urgencia para debatir la postura nacional si llega el hipotético ataque con armas químicas a Siria, según ha anunciado este martes el primer ministro, David Cameron.

"Habrá una clara moción del Gobierno y se celebrará una votación sobre cuál será la respuesta del Reino Unido ante los ataques con armamento químico", ha expresado Cameron en su cuenta de Twitter.

"El presidente de la Cámara de los Comunes aceptó mi solicitud de convocar al Parlamento este jueves", ha explicado el líder conservador.

Los mensajes de Cameron llegan poco después del recién anunciado "plan de contingencia" del Gobierno británico para una eventual acción militar en Siria, que se ajustaría en todo caso "a la legislación internacional".

#CuandoElDescansoEsUnSueño