POLÍTICA
28/08/2013 17:44 CEST | Actualizado 28/08/2013 17:44 CEST

José María Beneyto (PP): "La intervención en Siria podría ser legal pese al bloqueo de la ONU"

PP / FLICKR

José María Beneyto (Valencia, 1956), es de los pocos dirigentes del Partido Popular que habla del conflicto de Siria y la operación militar contra Bachar al Assad. Pero, de momento, no oculta que la posición de España en torno a la misión que rumian EEUU y Reino Unido sigue siendo una incógnita. Beneyto, diputado por Cuenca y portavoz en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, asegura que ni EEUU tiene claro el objetivo de la intervención y relativiza la importancia del Consejo de Seguridad. Es mejor contar con él, pero sin su autorización pararle los pies a al Assad puede seguir siendo igual de legal.

-¿Participará España en una misión militar en Siria?

Nuestra posición es de cautela y de prudencia, pero por supuesto de rechazo absoluto al uso de armas químicas, si como parece se han utilizado. Lo que ha hecho el Gobierno es apoyar todas las medidas diplomáticas de la comunidad internacional y estamos esperando a que la misión de inspectores la ONU informe sobre los resultados al Consejo de Seguridad. Cualquier intervención, incluso si fuera quirúrgica, podría tener consecuencias indeterminadas, por lo que siempre es mejor actuar con el máximo respaldo de la legalidad internacional.

-Socios clave de España, como EEUU y Reino Unido, dicen que el momento de actuar ha llegado con o sin la ONU. ¿No se queda España atrás?

No todos los países europeos tienen las mismas posiciones y a veces evolucionan conforme pasan las horas. La de Italia es contraria a una intervención sin mandato de la ONU. España no es que sea más lenta; es cauta. Está claro que hay una obligación, el deber de proteger [a la población civil], reconocido por la legalidad internacional. En caso de que los aliados decidieran una operación, España evaluará los equilibrios y la proporcionalidad de su eventual participación o no participación.

-Sin respaldo de la ONU, ¿debería España descartar la operación?

No. Nuestra postura es de cautela y de prudencia y de obtener el máximo respaldo. Pero el derecho internacional también ha evolucionado en los últimos años. Si se demuestra que ha habido ataques con armas químicas y que se están violando reglas básicas del derecho internacional, puede llevarse a cabo de manera proporcional y en base al deber de proteger. Aunque haya un bloqueo del Consejo de Seguridad, la legalidad internacional puede dar cobertura si hay un apoyo masivo de la comunidad internacional, las potencias regionales...

-Es decir, que aún sin resolución de la ONU, una operación en Siria podría considerarse legal si es proporcionada y para proteger a los civiles.

Exacto.

-¿Cuál debería ser el objetivo de la intervención?

El objetivo es la estabilidad en la región, no puede ser el cambio de régimen. Es lo que se está diciendo, no que sea mi posición. El debate ahora es clarificar el objetivo del ataque.

-¿Cuál es su posición? ¿Cuál debería ser el objetivo de cualquier intervención?

Yo creo que esto ahora no lo sabe ni EEUU. Se está delimitando. Se ha demostrado que cuanto más clara está la misión, más fácil es obtener resultados positivos. Y hay que sopesar al milímetro todas las consecuencias. El propio Obama ha dado muestra de cautela en estos dos años. Por la información que vamos recibiendo, entiendo que la represalia es el principal objetivo, aunque no sea sencillo por las consecuencias de un ataque para los civiles.

-En otros países, ministros o presidentes comparecen o dan entrevistas. El pleno de la cámara de los Comunes británica celebrará mañana un debate. ¿No tiene sentido que en este momento haya más que un comunicado de prensa? ¿Por qué han vetado la comparecencia de Margallo?

El ministro se expresa sobre la actualidad con cierta frecuencia y amplitud. Hay una solicitud de comparecencia, a petición propia, para hablar de Gibraltar el día 3 de septiembre. No excluyo que, si la situación lo requiere, el ministro hará las declaraciones que considere.

-Sería con toda probabilidad después de la intervención.

Esto ocurre en otros países. En EEUU hay congresistas republicanos que se están quejando de falta de información. En el caso de Inglaterra, Cameron está muy en primera pública y ha convocado a su parlamento. Está habiendo reacciones muy distintas. No se puede decir que la española sea minoritaria. Más bien es la que han adoptado la mayoría de parlamentos y países occidentales.

-¿La sociedad española respalda la intervención? ¿Está preparada para embarcarse en un conflicto bélico?

En todo caso, la participación sería como en Libia o en Malí: limitada. No estamos hablando de una intervención militar que lleve consigo una implicación de la sociedad española, sino de un apoyo que le corresponde a un aliado fiel y leal, que cumple sus compromisos.

-No es Irak.

Claro, claro. Hemos tenido una participación en Libia y en Malí y ha tenido una repercursión en la sociedad muy limitada.

-¿Apoyará el PSOE una posible participación de España en la misión?

Siempre intentamos tener el máximo consenso en temas de política internacional y en el fondo, el PSOE, nosotros y la mayoría de la cámara compartimos un consenso sobre el análisis, la respuesta enérgica y la cautela. Ahí el PSOE está más separado de IU, que es muy crítica con cualquier tipo de intervención. La posición del PSOE es retórica, necesita su espacio y estar; dejar muy marcada su posición de defensores del humanitarismo internacionalista. En el fondo, tiene que ver con si tienes la responsabilidad de Gobierno o no.