POLÍTICA
05/09/2013 11:14 CEST | Actualizado 05/09/2013 11:14 CEST

Navarro defiende que Zaragoza siga como diputado y militante del PSC

EFE

A los socialistas catalanes les parece suficiente que José Zaragoza se aparte únicamente de su cargo en la Ejecutiva del PSOE por su relación con el caso de espionaje en Cataluña. El líder del PSC, Pere Navarro, ha defendido que el exsecretario de Organización de esta federación mantenga el acta de diputado en el Congreso y la militancia.

Navarro ha avalado que sólo deje su cargo orgánico porque "no está imputado" en el proceso. Además, ha recordado, en una entrevista en RNE, que su partido es partidario de que los imputados abandonen sus cargos públicos si la Justicia, tras el periodo de instrucción, abre un juicio oral contra la persona en cuestión, y no por el mero hecho de estar imputado.

REUNIÓN ENTRE NAVARRO Y ZARAGOZA

Navarro ha explicado que Zaragoza tomó la decisión tras mantener los dos una reunión este miércoles, y porque ambos llegaron a la conclusión de que era la mejor salida para "no perjudicar el partido en todo esto procedimiento".

El líder de los socialistas catalanes ha asegurado que la decisión de que Zaragoza dimitiera se tomó desde el PSC, y "en absoluto" fue el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien forzó el desenlace de la situación.

Ha insistido en que si algún día se demuestra que el PSC ha actuado mal en este caso, el responsable de las irregularidades "debe dejar la actividad política", aunque se ha mostrado convencido de que el partido ha actuado bien en todo momento.

"Mi idea de la política queda muy lejos de la idea de espiar a la gente. Habrá que valorar si al final se demuestra toda esa cuestión", ha sentenciado Navarro.

LA GRABACIÓN

Esta decisión de Navarro llega después de que se desvelara un informe de la Policía Nacional, de 45 páginas, que apunta que el PSC pagó a la agencia de detectives Método 3 un total de 1.750 euros por la grabación una conversación entre la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y María Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola.

El informe precisa que una detective de Método 3, Elisenda Villena, se reunió presuntamente con el entonces secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, y la gerente del partido, Lluisa Bruguer, para acordar la facturación de la suma pactada.

Ha trascendido además que Zaragoza habría encargado también en febrero de 2010 a Método 3 que le confirmara dónde vivía el entonces candidato a alcalde del PP por Badalona (Barcelona) y actual regidor Xavier García Albiol.