INTERNACIONAL
01/10/2013 21:36 CEST | Actualizado 01/10/2013 21:36 CEST

El 'número dos' de Berlusconi le da la espalda y apoya a Letta

AFP

Silvio Berlusconi ya no tiene ni el apoyo de su partido. Después de que el exprimer ministro italiano pidiera este martes a sus ministros que dimitan y romper así el pacto de gobierno que mantenía con el Partido Democrático (PD) de Enrico Letta, varios miembros del Pueblo de la Libertad (PDL), incluido el 'número dos' del partido, Angelino Alfano, han negado que vayan a dejar de apoyar al Ejecutivo.

Este miércoles, el primer ministro italiano comparecerá ante la Cámara Baja para comprobar si mantiene el apoyo mayoritario tras las amenazas de dimisión lanzadas por los senadores de Berlusconi si se retiraba el escaño a su líder. Alfano, considerado hasta ahora 'delfín' de Berlusconi, también ha afirmado que está convencido de que todo su grupo dará su confianza a Letta.

Por su parte, el senador Carlo Giovanardi, del PDL, ha asegurado que existe un grupo mayoritario en su partido dispuesto a apoyar al primer ministro en la votación de confianza que se celebrará este miércoles en el Parlamento italiano.

"Tenemos los números, somos incluso más de 40 y somos firmes en nuestra postura de querer mantener el equilibrio de Gobierno. Por esto votaremos a favor de la cuestión de confianza", ha sentenciado el senador. Giovanardi no ha descartado que todo el grupo parlamentario del PDL vote a favor de la cuestión de confianza de Letta, puesto que la "situación se encuentra en evolución".

LA PETICIÓN DE BERLUSCONI

A través de una carta enviada a una revista italiana, 'Il Cavaliere' ha criticado a Letta, y al presidente de Italia, Giorgio Napolitano, por al permitir su "asesinato político". Según Berlusconi, los dos líderes no son "de fiar" al no oponerse a su posible expulsión del Senado tras haber sido condenado a cuatro años de prisión por fraude fiscal en el 'caso Mediaset'.

"¿Cómo puede ser de fiar quien no puede garantizar la libertad política ni siquiera a su socio fundamental de Gobierno y deja que se proceda a su asesinato político por vía judicial?", ha reclamado Berlusconi.

Por esa razón ha pedido a sus ministros que dejen de apoyar a Letta, lo que haría caer al Ejecutivo. "Comprendiendo todos los riesgos que asumo, he elegido poner fin al Gobierno", ha afirmado el político tras recordar su intención de seguir en política.