ECONOMÍA
10/01/2014 18:51 CET | Actualizado 10/01/2014 18:51 CET

Las primeras rebajas con una subida del consumo desde la crisis: ¿un espejismo?

EFE

Es 7 de enero y el corazón comercial de muchas grandes ciudades es un ir y venir de consumidores que luchan por un bolso, una prenda de ropa o un electrodoméstico rebajado. Aunque el día varía por comunidad autónoma, la resaca del día de Reyes ha marcado la puesta de largo de un período de descuentos que por primera vez en seis años ha vuelto a llenar miles de comercios.

La Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (Fuci) cree que de media los españoles se gastarán más un 5% más en las rebajas de este año, unos 84 euros en total. La Confederación de Comercio de Cataluña estima un repunte del mismo porcentaje y que se pondrá fin a 38 meses seguidos de caída del consumo.

¿Vuelve el consumo? La respuesta es, según los expertos consultados, un sí con muchos matices. "Hay signos para el optimismo", confía el presidente de Fuci, Gustavo Samayoa, en conversación con El Huffington Post. "Notamos una ligera mejoría a pesar de que los datos económicos esperanzadores no han llegado al ciudadano de a pie", añade. Esos datos económicos son la estabilidad financiera y la ausencia de grandes sobresaltos como un rescate, el descenso de la prima de riesgo, la reducción del déficit o la salida de la recesión, aunque sea hacia un crecimiento muy leve o casi inexistente.

La mejora de las constantes vitales de la economía europea se ha notado en la subida de la confianza del consumidor. Según datos de Eurostat, en diciembre marcó su nivel más alto desde 2011. En España, su mejor dato desde 2007.

Puede que las rebajas marquen un punto de inflexión respecto a las últimas campañas, "pero la recuperación es muy débil porque veníamos de muy atrás", según Samaoya. Además, el producto que buscan los españoles es muy específico: "o bien ropa y complementos muy rebajados y que se necesitan pero no se podían asumir sin rebaja, o bien electrodomésticos que hay que reponer porque se averían". En otras palabras: las rebajas han pasado de ser una excusa para comprar a un asidero para poder permitirse productos que de otra manera serían inasumibles.

SIN HACHAZOS NI TANTO MIEDO AL MAÑANA

A pesar de este cambio en el perfil de las rebajas, los comerciantes están contentos porque la Navidad también ha ido mejor que en años anteriores. "Y que no caiga el consumo es una noticia que no teníamos desde hace seis años", asegura Manuel García-Izquierdo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), cuyos datos apuntan a que los españoles se han gastado entre un 3 y un 8% más en las navidades.

"Podemos hablar de un punto de inflexión", asegura García-Izquierdo.

¿Cómo es posible que se reactive el consumo cuando no ha mejorado significativamente la situación del empleo, cuando la renta disponible ha caído y las desigualdades se han agrandado? Hay varios factores que ayudan a comprenderlo. Por una parte, parece ir calando la idea de que la crisis ha tocado fondo, algo que se observa en la confianza del consumidor.

"La gente ya no se prepara para lo peor, aunque esté mal. Ya no hay el efecto temporal en el que uno se atrinchera en casa esperando a que pase una gran tormenta", señala el presidente de la patronal del comercio. "Y todavía hay mucha gente que sigue trabajando y de la que depende la demanda interna". Por otra parte, "las personas con ingresos muy bajos no pueden tirar del consumo ni ahora ni mientras tengan esos ingresos", asegura Samaoya, que fía la recuperación de la demanda interna a aquellos que, aunque han sido afectados por la crisis, sí pueden ir volviendo progresivamente al consumo.

Desde la comerciantes catalanes destacan además que en septiembre de 2012 se subió el IVA y eso produjo un efecto en el consumo que el propio Gobierno reconoce. Además, el Estado y muchas comunidades autónomas pagaron este mes de diciembre la paga extra a los funcionarios, por lo que han estado más desahogados estas navidades.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, desvincula el repunte del consumo de la campaña de Navidad. "No tiene nada que ver, la recuperación del consumo se ha registrado ya desde el verano", en palabras de Jaime García-Legaz el mes pasado en un foro económico.

"Lo que vamos a ir viendo en 2014 será una recuperación gradual del consumo, que vendrá reforzada con la recuperación del empleo, dos variables muy estrechamente ligadas", según el secretario de Estado.

NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES

El empleo es, según García-Izquierdo, la clave del consumo. Sólo su recuperación permitirá hablar de un repunte significativo, sin el cual el de la campaña de Navidad y de rebajas será sólo un mero espejismo. "No es probable que volvamos a la situación anterior a la crisis, pero quizás en el 2015 y 2016, si el empleo se recupera, tengamos datos de consumo aceptables", según él.

"Las clases medias se han empobrecido mucho. Hay tres millones de personas en la pobreza", recuerda Samayoa. "Ha habido un desplome y esto, de momento, sólo es una tímida remontada".

TERRITORIO PARADORES