INTERNACIONAL
23/02/2014 10:28 CET | Actualizado 23/02/2014 10:28 CET

Maduro: "Les juró que estaré aquí hasta el 2 de febrero de 2019"

REUTERS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha "autorizado" al pueblo a "lanzarse a las calles", si "el fascismo le desaparece", insistiendo en que su Gobierno enfrenta "un golpe de Estado", en el marco de la ola de violencia que vive el país latinoamericano.

"Si un día, por estas circunstancia de violencia fascista e imperialista, amanecieran ustedes y Nicolás Maduro no está como presidente, porque el fascismo me desapareció, los autorizo a que se lancen a las calles a rescatar la patria, cada milímetro de ella. ¡Que la patria no se pierda jamás!", ha dicho este sábado desde Caracas.

Así, ha instado a sus simpatizantes a "desconocer cualquier otro presidente", al tiempo que ha prometido que "hará todo lo posible" para no llegar a este punto. "Desde mi corazón les juro que me encargaré que eso jamás suceda, estaré aquí hasta el 2 de febrero del 2019 como ustedes eligieron", ha confiado.

En este contexto, ha aclarado que, "aunque algunas personas creen que incendiando Venezuela pueden tomar el poder político", seguirá "protegiendo al pueblo venezolano" con la Guardia (GNB) y la Fuerza Nacional Bolivariana (FNB).

"La oposición dice que si saco a la GNB y a la FNB a la calle, a proteger al pueblo, soy un dictador. Pues este que está aquí, electo por el pueblo, hijo de Hugo Chávez, va a seguir protegiendo al pueblo con la GNB y la FNB, nadie me va a chantajear", ha aseverado.

DIÁLOGO CON LA OPOSICIÓN

Maduro ha aprovechado la ocasión para anunciar una reunión para el próximo lunes en el Palacio de Miraflores con los dirigentes opositores, incluido el líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles.

"Al menos dijo alguito", ha dicho, en alusión a Capriles, que este sábado, en el marco de otra marcha opositora, ha expresado su voluntad de reunirse con Maduro, pero "sin monólogos". "Venga al Palacio de Miraflores y ahí vamos a hablar", ha invitado.

Asimismo, ha convocado una Conferencia de Paz para el próximo miércoles, también en la sede del Gobierno, a la que ha invitado "a todos los sectores políticos y sociales del país", de acuerdo con la prensa venezolana.

Si bien, ha condicionado la asistencia de los dirigentes de la MUD a este encuentro a que "se deslinden de los grupos violentos definitivamente, a que condenen la violencia, a que desmovilicen a estos grupos fascistas".

En concreto, ha pedido a Capriles, al secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, y al gobernador de Lara, Henri Falcón, a que "hablen a los grupos violentos, enmascarados, que son entrenados por ustedes".

Maduro ha criticado que estos tres líderes opositores le pidan que "desmovilice los grupos violentos", ya que -según ha afirmado- "el pueblo 'chavista' está en paz". "Si aquí el 'chavismo' hubiese sido llamado a hacer guarimba, a esta hora no tendríamos país porque el 'chavismo' no le tiene miedo al combate", ha advertido.

DIÁLOGO CON EEUU

También ha reiterado su voluntad de establecer un diálogo con Estados Unidos e incluso de volver a nombrar un embajador en Washington "para hacer respetar la soberanía de Venezuela".

A pesar de ello, ha criticado duramente el comunicado emitido el pasado viernes por el secretario de Estado, John Kerry, en el que expresó la "preocupación" de Estados Unidos "por la situación en Venezuela".

"¿Kerry nos va a dar ahora lecciones de democracia? En Venezuela tenemos una democracia robustecida, participativa; lo que no tenemos es una oposición democrática, que es distinto", ha dicho.

"Lo que es inaceptable, Kerry, es que tú metas tus narices en la patria de Simón Bolívar. A Venezuela se le respeta ¡Yankee go home!", ha añadido.

SOMOS LO QUE HACEMOS