INTERNACIONAL
18/04/2014 14:51 CEST | Actualizado 18/04/2014 14:54 CEST

Corea del Sur emite una orden de arresto contra el capitán y dos oficiales del barco naufragado

REUTERS

Las autoridades surcoreanas han emitido este viernes una orden de arresto contra el capitán y dos miembros de la tripulación del Sewol el buque hundido el miércoles por, presuntamente, abandonar el barco sin asegurar la puesta a salvo de los pasajeros, según ha informado a la cadena de televisión estadounidense CNN un portavoz del equipo de investigación del siniestro.

Los fiscales creen que tanto el capitán, Lee Jun-seok, de 69 años, como los dos tripulantes violaron la ley al ser evacuados en los primeros momentos del rescate sin atender a la seguridad del resto de los 475 pasajeros.

Uno de los dos miembros de la tripulación que podrían ser arrestados en las próximas horas es la tercera oficial, de 26 años e identificada por su apellido Park, que según las investigaciones llevaba el timón en el momento en el que se produjo el accidente. Este hecho también violaría las normas marítimas, que requieren primeros o segundos oficiales para pilotar barcos de más de 3.000 toneladas (el Sewol supera las 6.800).

Sobre el capitán también recaen otras sospechas, como la de haber ordenado a los pasajeros permanecer sentados durante la primera media hora tras escucharse una colisión, según testimonios de supervivientes, lo que habría retrasado la evacuación e impedido salvar más vidas.

268 DESAPARECIDOS

Mientras continúan las tareas de rescate, 179 personas han sido recuperadas con vida, hay 28 muertos confirmados y 268 desaparecidos, la mayoría jóvenes estudiantes de 16 y 17 años que, presumiblemente, están atrapados dentro del barco con escasas posibilidades de sobrevivir.

La causa del naufragio todavía se desconoce aunque se sospecha que el transbordador chocó con un arrecife o con algún obstáculo que terminó provocando su hundimiento. El naufragio podría llegar a convertirse en el peor siniestro marítimo de Corea, tras el hundimiento de un ferry que en 1994 acabó con la vida de 292 personas.

Otra hipótesis que se baraja es que el transbordador varió la ruta marcada por el Gobierno y realizó un cambio de dirección brusco en lugar de girar de forma gradual, lo que habría desplazado la carga y provocado su vuelco, aunque esta hipótesis no está demostrada.

LOS BUZOS CONSIGUEN ENTRAR AL BUQUE

Los buzos de los equipos de rescate han conseguido acceder este viernes al caso del buque hundido, aunque todavía no han alcanzado la zona de camarotes, según ha informado la Guardia Costera surcoreana. La búsqueda de supervivientes se está viendo dificultada por las malas condiciones meteorológicas y del mar.

"Ni siquiera podemos ver el color blanco del barco. Nuestra gente está tocando el casco con sus manos', ha explicado a los familiares de los pasajeros unos de los buceadores. Las familias afectadas han criticado al Gobierno por su lenta respuesta la desastre y porque no creen que esté haciendo todo lo que puede en el rescate.

Del total de 475 pasajeros del 'Sewol', unos 340 son estudiantes y profesores del Instituto Danwon de Ansan, al sur de Seúl, de los cuales 250 continúan desaparecidos. Kang Min Kyi, el subdirector del centro de 52 años, ha sido hallado muerto este viernes en la localidad costera de Jindo en lo que aparenta ser un suicidio.

El fallecido, que viajaba en el ferry y fue rescatado junto a otras 178 personas, apareció colgado de una soga que pendía de un árbol cercano al polideportivo en el que se aloja temporalmente a familiares de los supervivientes, según ha informado el diario Korea Herald. Las familias afectadas lo habían criticado duramente tras la tragedia.

ADEMÁS:

Dos muertos y unos trescientos desaparecidos al naufragar un barco en Corea del Sur

Naufragio en Corea del Sur: sin esperanzas de hallar con vida a los 280 desaparecidos