INTERNACIONAL
19/04/2014 13:00 CEST | Actualizado 19/04/2014 13:02 CEST

Conflicto Rusia-Ucrania: Putin pide a Europa que pague la factura de gas de Ucrania

GETTY IMAGES

Vladimir Putin quiere que Europa se haga cargo de la factura de gas que le debe Ucrania. De paso, ha dejado caer así se evitaría que el tránsito de gas ruso a Europa a través de Ucrania fuese cuestionado.

El presidente ruso ha planteado la posibilidad de que los países europeos rescaten al Estado ucraniano para que éste pueda seguir pagando el precio del gas natural que importa de Rusia.

"No podemos esperar eternamente. No podemos endosar al fisco, a los contribuyentes rusos, la carga que supone mantener un país de 45 millones de habitantes", ha afirmado Putin en una entrevista concedida a la televisión Rossiya 1.

El inquilino del Kremlin ha planteado esta solución para mantener la estabilidad en el país y garantizar el suministro de gas ruso al occidente europeo. "No queremos hacer daño a la economía ucraniana ni que se cuestione el tránsito (de gas ruso) a Europa. Por lo tanto, instamos a las naciones europeas, a todos los países que desean apoyar la economía de Ucrania, a volcarse en la ayuda y elaborar medidas para financiar su presupuesto", ha argumentado.

Como gesto ruso, Putin ha asegurado que están dispuestos a esperar un mes a que Ucrania comience a pagar la deuda por el gas ya suministrado antes de empezar a pedir el pago por adelantado.

>> LEE EL POST: La guerra del gas o la paz de las renovables

DESCARTA QUE ESTO SEA UNA MEDIDA DE PRESIÓN POLÍTICA

Putin ha asegurado que esta medida no tiene nada que ver con las elecciones presidenciales ucranianas previstas para el próximo 25 de mayo. "No vinculamos la economía con el proceso político en Ucrania", ha indicado.

En la última misiva remitida por Putin a los líderes europeos, éste recuerda que en los últimos cuatro años los descuentos en el precio del gas suministrado a Ucrania suman 35.400 millones de dólares y que pese a ello, actualmente Kiev debe 2.200 millones de dólares a la gasística rusa Gazprom.

TROPAS RUSAS EN LA FRONTERA CON UCRANIA y DE EEUU EN POLONIA

Un portavoz del Kremlin ha reconocido este sábado la presencia de efectivos militares adicionales en la frontera con Ucrania en respuesta a la situación interna que se vive en el país vecino, aunque ha matizado que es una medida de precaución para evitar que se extienda la inestabilidad y no tienen intención de intervenir en territorio ucraniano.

La sublevación de milicias prorrusas en el este de Ucrania es el gran escollo actual en las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y sus aliados europeos, pero Putin ha señalado que no ve obstáculos que impidan a Moscú mejorar sus relaciones con Occidente, siempre y cuando sea por voluntad mutua. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, mantuvo este viernes una conversación telefónica con el ministro de Exteriores ruso, Sergri Lavrov, y el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, en la que ha instado a ambas partas a cumplir "de forma completa e inmediata" el acuerdo alcanzado en Ginebra para encontrar una solución diplomática a la crisis que atraviesa la región.

Según el mandatario ruso, depende de ambas partes que estas relaciones tengan una evolución favorable en el presente año. "No creo que haya nada que impida una normalización y una cooperación normal", ha indicado Putin.

Así, ha destacado las "muy buenas relaciones" que mantiene con el secretario general electo de la OTAN, el ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg. Este sábado se ha sabido, sin embargo, que Estados Unidos y Polonia anunciarán la semana próxima el despliegue de fuerzas terrestres estadounidenses en territorio polaco como parte de una expansión de la presencia de la OTAN en Europa Central y Oriental, en respuesta a los acontecimientos en Ucrania, según adelantó hoy The Washington Post.

En cualquier caso, Putin ha defendido la concesión de condecoraciones para los militares rusos que participaron en la operación que culminó con la anexión de la península ucraniana de Crimea. "Por supuesto que va a haber condecoraciones", ha asegurado Putin, un gesto que podría complicar aún más las relaciones con Washington y sus aliados.