INTERNACIONAL
29/04/2014 20:54 CEST | Actualizado 29/04/2014 21:38 CEST

La Asamblea Nacional francesa aprueba los recortes de Valls

REUTERS

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado este martes los recortes impulsados por el primer ministro, Manuel Valls, que buscan controlar el déficit público con reducciones del gasto por valor de 50.000 millones de euros.

El programa de estabilidad para el periodo 2014-2017, que contempla la congelación de pensiones y salarios de funcionarios y ha sido revisado para contentar al sector crítico del Partido Socialista, ha salido adelante con 265 votos a favor, 232 en contra y 67 abstenciones, según ha informado Le Figaro.

El resultado de la votación -de la que se han abstenido 41 socialistas- suponía una prueba de fuego para Valls, que asumió el 31 de marzo el cargo de primer ministro. "El resultado condiciona la legitimidad del Gobierno, su capacidad para gobernar y, sobre todo, la credibilidad de Francia", había asegurado Valls.

RECORTES SUAVIZADOS

La propuesta de Valls había generado divisiones en el Partido Socialista. Un grupo de diputados díscolos ha llegado a proponer medidas alternativas a las anunciadas por el primer ministro, para evitar nuevos ajustes en las clases medias y bajas.

Finalmente, Valls ha suavizado parte de los recortes para que que los más pobres y los pensionistas que ganen menos de 1.200 euros al mes -unos 6,5 millones de franceses- no se vean afectados por los recortes durante un año. Además, ha anunciado una subida durante cinco años del 10% anual para el subsidio Renta Solidaridad Activa (RSA), a partir del próximo mes de septiembre, así como desgravaciones fiscales para incentivar el consumo.

El presidente del grupo socialista en la Asamblea Nacional, Bruno Le Roux, ha aplaudido durante el debate los "avances suplementarios" añadidos al programa y ha confirmado que el texto saldría adelante con el apoyo de la mayoría. El presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), Jean-François Copé, ha criticado la "poción mágica" del Ejecutivo porque "propone mantener el mismo sistema, las mismas reglas, el mismo modelo".

"IMPRESCINDIBLE Y BIEN REPARTIDO"

El primer ministro considera, sin embargo, "imprescindible" y "bien repartido" su programa de recortes.

"El plan de ahorro que les presento garantiza nuestra recuperación colectiva. Unos dicen que es demasiado tímido, insuficiente, otros, al contrario, que es demasiado duro. Yo estoy convencido de que está calibrado y bien repartido, que es justo", ha señalado.

ADEMÁS...

NUEVOS TIEMPOS