POLÍTICA
10/07/2014 14:34 CEST | Actualizado 10/07/2014 14:35 CEST

Trasciende que Sánchez estuvo en la asamblea de Caja Madrid; él denuncia "malas artes"

Pedro Sánchez, uno de los dos favoritos en la carrera por el liderazgo del PSOE, formó parte durante cinco años de la asamblea general de Caja Madrid. Hasta que lo publicó el diario online El Confidencial, en la mañana de este jueves, muy poca gente lo sabía. Esos años, 2004-2009, fueron además tumultuosos en la gestión de la entidad, salpicada por escándalos, casos judiciales y dudas sobre la gestión política de la entidad, hoy protagonista del mayor rescate financiero de la Historia de España.

Pedro Sánchez denuncia que lo hubiese ocultado y denuncia "malas artes" en la campaña por suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba.

El diputado ha negado que haya ocultado esa información, ha asegurado que constaba en su ficha personal cuando fue diputado en la anterior legislatura, en 2009, y ha sugerido que la noticia ha salido de los entornos de alguno de sus oponentes, si bien no ha querido dar nombres.

"Yo nunca he escondido nada sobre mi vida pública ni mi vida privada, soy absolutamente transparente", ha enfatizado antes de lamentar "las malas artes de algunos" y de asegurar que él va a seguir con su campaña "en positivo y propositiva".

Ha recordado además que formó parte de la asamblea general de Caja Madrid en representación del Ayuntamiento de Madrid y que ese órgano no tenía nada que ver con la gestión que se hacía en la entidad financiera, como las preferentes o la compra del Banco de Miami, que aprobaba el consejo de administración y la presidencia.

También ha dicho que la caja le dio un crédito hipotecario de 150.000 euros "en las mismas condiciones de mercado que el resto de ciudadanos".

"Nada tengo que ver con la gestión de Blesa, nada tengo que ver con la gestión que hizo la caja en esos años y nada tengo que ocultar", ha insistido.

MADINA NO TENÍA "NI IDEA"

Preguntado por el asunto, Eduardo Madina, el contrincante de Sánchez, ha dicho que "no tenía ni idea de que hubiera estado en la entidad financiera. Es algo que desconocía. Quiero mirar bien a fondo y enterarme bien", se ha limitado a contestar en un desayuno informativo.

En una carta del propio Sánchez publicada en El Confidencial, titulada "Mis intereses y mis bienes", Sánchez se defiende en los siguientes términos

"Nunca he escondido, ni tendría por qué, que fui uno de los 320 miembros de la Asamblea de Caja Madrid entre 2004 y 2009. Nadie me dio a elegir ese puesto, porque lo desempeñé en mi condición de concejal del Ayuntamiento de Madrid, junto a otras 319 personas que representaban a los impositores, a los empleados y a entidades representativas de la sociedad. Nunca recibí ni un solo euro por ello. Ni un euro [...] Es inadmisible que se me asocie, si quiera sutilmente, con el que fue presidente de Caja Madrid, una persona con la que nunca he cruzado una palabra, que está en las antípodas de mis ideas y mi compromiso social y a la que siempre me he opuesto".