INTERNACIONAL
20/07/2014 21:47 CEST | Actualizado 20/07/2014 22:03 CEST

Palestinos que viven en España: "En Gaza sabes que en cualquier momento puedes morir"

REUTERS

Ahmed Yafa habla despacio y con aparente tranquilidad, pero su voz destila la rabia, la impotencia y el miedo propios de quien teme por su familia. Ahmed es palestino, pero reside en Madrid desde hace cinco años. Ahora vive pendiente de las noticias que llegan del ataque de Israel contra Gaza, donde viven los suyos. Puede comunicarse con ellos a duras penas, pero sabe que, por ahora, todos están vivos.

"Mi familia ha salido de casa y está divida en tres partes. Sólo puedo hablar con uno de los grupos. Entre ellos no se ven, pero sí hablan por el móvil para avisar de que, de momento, están vivos", explica Ahmed. Los vecinos, subraya, no han tenido tanta suerte. Su casa fue bombardeada y murieron cinco personas. "Eran más que personas para nosotros. Eran vecinos, amigos", lamenta.

Ahmed se cuida mucho de no pronunciar la palabra "guerra" cuando habla de lo que está pasando en Gaza. "No lo es porque no son dos ejércitos los que están peleando. Es una población civil y un grupo de resistencia contra un ejercito bárbaro", puntualiza. Por eso, y después de pensárselo unos instantes, comienza a utilizar la palabra "masacre".

"Los israelíes vinieron de todo el mundo y nosotros los recibimos con los brazos abiertos después de que fueran quemados en Europa por un europeo. Y ahora vienen a pagarlo contra nosotros. Si lo han pasado mal y la comunidad internacional y Europa se sienten mal con los judíos, pues que les den una parte de Alemania", dice con rabia.

"SOY DE JAFFA Y ALLÍ QUIERO VOLVER"

Ahmed se vio obligado a dejar su país huyendo de la persecución que sufría en la Franja de Gaza y ahora trabaja en un centro de acogida que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) tiene en Getafe. Su mente sigue, sin embargo, en Jaffa, localidad que ahora forma parte de Tel Aviv de donde procede su familia.

"Mi abuelo fue obligado a huir de su casa de Jaffa. Mis padres y yo nacimos en campos de refugiados, pero mi abuelo nos enseñó y yo me siento de Jaffa. Para mí, Gaza, que es donde he nacido, es lo mismo que Madrid: lugares de refugio. Yo soy de Jaffa y ahí es a donde yo quiero volver", subraya.

Marwan Burini, presidente de la Comunidad hispano-palestina, tarda menos que Ahmed en encontrar la palabra para definir lo que se está viviendo en Gaza. Habla de "locura". Él vive y trabaja en España desde hace 30 años, pero su familia y amigos están en Palestina.

UNA VIDA CONSTRUIDA EN VERTICAL

"Tengo familia que vive en Nablus, Cisjornadia, así que estamos un poco lejos del conflicto, pero hoy más que nunca nos sentimos todos de Gaza," subraya, y explica que en la zona la gente se ha acostumbrado a vivir con una permanente "tensión doméstica".

"La gente quiere vivir, quiere hacer su vida, somos un pueblo alegre, que nos gusta disfrutar de la vida, pero con los tanques en las calles, con casi 7.000 palestinos en las cárceles... es difícil", lamenta.

Marwan destaca que uno de los aspectos más terribles del ataque de Israel es que están muriendo familias enteras y da la clave de por qué es común que ocurra eso. "La construcción familiar es piramidal. Suelen vivir los abuelos al lado de los padres y de los hijos. Según van casando a sus hijos, les van construyendo pisos encima de sus casas. Es una vida vertical a nivel de construcción. Allí te dicen: 'Este es el bloque de tal familia' y ves a toda la familia viviendo allí. Entonces, cuando hay una desgracia cae toda la familia".

"SABES QUE EN CUALQUIER MOMENTO PUEDES MORIR"

A eso, explica, se le añade que Gaza es una de las zonas más densamente pobladas del mundo. "Nosotros decimos siempre que, aunque tires una piedra, le vas a dar alguien siempre. Es imposible que haya ni un sólo lugar seguro", advierte.

Y prueba de ello, indica, es la conversación que mantuvo hace días con un amigo suyo que vive en Gaza: "Le decía yo: '¿Por qué no vas a casa de tu hermano, que vive en una zona que, en teoría, es más segura?' Y me contestó: '¿Más segura? Si hace dos noches han bombardeado la casa que está a su lado'. En Gaza sabes que en cualquier momento te puede caer una bomba por cualquier sitio, que en cualquier momento puedes morir".

Por ello, Marwan no encuentra explicación a por qué Israel "está por encima de la ley". "Si lo hace otro país lo condenarían y mandarían soldados, cascos azules o habría medidas políticas contra ese país. Pero con Israel siempre se mira hacia otro lado porque tiene detrás a EEUU."

En este sentido, desconfía de que un alto el fuego vaya a ser una solución. "Lo que tiene que pasar para que esto acabe es que haya justicia y paz en Palestina. Todo lo que se haga ahora es darle un analgésico a la situación".

"GAZA ES UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN"

Amal Abu-Warda, hija de palestino y española, coincide punto por punto con Marwan. "Israel, desde hace más de medio siglo, comete crímenes de lesa humanidad y somete a castigos colectivos al pueblo palestino, justamente porque se siente impune".

La mayor parte de su familia paterna vive en el norte de Gaza y ahora comunicarse con ellos es más difícil de lo normal por los "constantes cortes de luz y teléfono". "La última vez que hablé con algunos de ellos estaban bien, pero en estos casos nunca se sabe si será la última vez. Cuando llamamos y tardan en contestar o no hay respuesta nos quedamos en silencio y buscamos de nuevo las últimas noticias", subraya.

Explica que sus familiares viven "con la resignación del que no tiene escapatoria". "No existe otro lugar o conflicto en el mundo donde a la población se le prive de hasta de la oportunidad de refugiarse. Gaza es un campo de concentración".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Photo gallery El horror que nunca para See Gallery