POLÍTICA
17/10/2014 08:50 CEST | Actualizado 19/10/2014 09:55 CEST

El Gobierno justifica el vídeo de la devolución de un inmigrante aparentemente inconsciente que está ingresado

Las autoridades españolas tratan de justificar la devolución en caliente a Marruecos -grabada en vídeo- de un inmigrante agredido e inconsciente . La Delegación de Gobierno en Melilla aseguran que "no estaba herido" ni inconsciente, sino que había adoptado una actitud de "resistencia pasiva". Prodeín, la ONG que trabaja en la frontera y que denuncia la ilegalidad de lo que ocurrió en la frontera, asegura sin embargo que el joven está ingresado en un hospital en Marruecos, según Cadena SER.

En el vídeo se puede apreciar cómo el joven, un camerunés de 23 años llamado Danny, recibe varios golpes cuando se encuentra en la escalera, dos de ellos aparentemente en la cabeza. Cae al suelo y dos guardia civiles le arrastran e intentan sentarle, pero no lo consiguen porque parece inconsciente. Sigue así unos minutos, hasta que se acercan otros dos agentes y entre los cuatro le llevan hasta un lugar más apartado, donde lo arrastran hasta un lado de la carretera.

Una portavoz de la Delegación de Gobierno de Melilla asegura que tiene información que acredita que no estaba herido. Insiste en que "no estaba convulsionado, ni sangrando" y que, en ese caso de presentar lesiones, la Guardia Civil hubiese recurrido a las autoridades sanitarias para atenderle.

La versión de la ONG difiere diametralmente: asegura que está ingresado y considera lo ocurrido una "detención ilegal", pero además, "una situación contraria a cualquier principio ético o moral". El responsable de Prodein, José Palazón, quiere denunciar una vez más que no sólo continúan las devoluciones en caliente, las cuales "ya están suficientemente documentadas y aún así se siguen repitiendo", sino también el trato que se dispensó a un inmigrante "apaleándolo y tirándolo".

La Delegación de Gobierno insiste en su versión y recuerda que tras el salto de ayer miércoles, hasta cinco inmigrantes que resultaron heridos fueron trasladados a un centro sanitario y tras ese desplazamiento ya no se puede realizar el rechazo en frontera y por ello fueron llevados al CETI de Melilla. Añaden que "el vídeo de la extrema presión migratoria en Melilla es un vídeo muy largo y no se puede resumir en unos minutos" y ha asegurado que "no cabe duda de que la Guardia Civil cumple escrupulosamente la ley".

Ha explicado que "el salto fue violento" y "hubo escenas violentas, como escupir a los agentes y gritar la palabra 'ébola'". "En esas situaciones es normal que la Guardia Civil actúe con contundencia", ha dicho esta portavoz, que ha considerado que vídeos como el difundido por Prodein "sólo buscan poner en entredicho el trabajo que hace la Guardia Civil".