INTERNACIONAL
16/11/2014 10:42 CET | Actualizado 16/11/2014 21:16 CET

El Estado Islámico decapita al rehén Peter Kassig

AFP

Estado Islámico ha publicado este domingo un vídeo en el que informa de la decapitación del estadounidense Peter Kassig, un cooperante que había sido anteriormente militar y que fue secuestrado en Siria en octubre de 2013.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha confirmado la muerte del cooperante y ha calificado la acción de "mal absoluto".

La grabación, colgada en Internet a primera hora de este domingo, no muestra la decapitación propiamente dicha pero en ella aparece un hombre enmascarado junto a una cabeza decapitada cubierta de sangre junto a sus pies y amenaza con "sacrificar" también a occidentales en sus propias ciudades.

El hombre, que habla inglés con acento británico, afirma: "Este es Peter Edward Kassig, un ciudadano estadounidense". El ejecutor sería, como en los anteriores casos, un miliciano de Estado Islámico al que se ha identificado como 'Jihadi John'.

"A Obama, el perro de Roma, hoy estamos sacrificando a los soldados de Bashar y mañana sacrificaremos a tus soldados", afirma, retándole a enviar soldados a la región, donde Estados Unidos y varios países aliados están llevando a cabo bombardeos aéreos contra posiciones de Estado Islámico tanto en Irak como en Siria.

"Y con el permiso de Alá, romperemos esta última y final cruzada y Estado Islámico pronto (...) comenzará a sacrificar a vuestra gente en vuestras calles", añade, haciendo mención igualmente al primer ministro británico, David Cameron, al que tacha de "marioneta".

EN LA PROVINCIA DE ALEPO

De acuerdo con el periodista Zaid Benjamin, el vídeo indica por primera vez dónde se ha producido la ejecución, en Dabiq, una localidad en la provincia de Alepo, en el norte del país.

En él, aparecen también varios yihadistas más, entre ellos un alemán convertido al islam, que proceden a decapitar a alrededor de una decena de soldados sirios, según ha indicado Benjamin a través de su cuenta en Twitter.

Kassig, de 26 años y natural de Indiana, se convirtió al islam durante su cautiverio, pasándose a llamar Abdul-Rahman. Sus padres han hecho en las últimas semanas llamamientos a Estado Islámico para que no cumpliera con su amenaza de ejecutar a su hijo, quien apareció en el vídeo de la decapitación el pasado 3 de octubre del cooperante británico Alan Henning.

El estadounidense sirvió en Irak en 2007 durante su estancia en el Ejército y posteriormente fundó su propia ONG, Respuesta y Asistencia Especial de Emergencia (SERA), con la que trabajaba para dar ayuda a los sirios víctimas de la guerra civil.

TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'