POLÍTICA
24/11/2014 12:37 CET | Actualizado 24/11/2014 13:56 CET

Detenidos tres curas y un seglar por presuntos abusos sexuales en Granada

EFE

El escándalo de los presuntos abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes en Granada sigue creciendo. Agentes de la Policía Nacional han arrestado este lunes a tres curas y a un profesor de religión muy cercano a los anteriores por su presunta relación con los casos de pederastia denunciados en la ciudad, según ha informado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ante los medios de comunicación.

De momento, las fuentes no han precisado quiénes son las personas con orden de detención ni dónde se ha producido los arrestos de los presuntos implicados en este caso, que investiga el Juzgado de Instrucción 4 de Granada y sobre el que está decretado el secreto de sumario.

La causa tiene su origen en la denuncia ante la Fiscalía que un joven de 24 años interpuso en octubre por supuestos abusos sexuales. El joven escribió una carta al papa Francisco narrándole los abusos que había sufrido desde su adolescencia. Tras leer la misiva, el pontífice le llamó para pedirle perdón en nombre de la Iglesia y animarle a denunciar el caso ante la Justicia.

Hasta ahora, el arzobispo de la ciudad, Francisco Javier Martínez, se ha limitado a pedir perdón postrado ante el altar de la catedral y a apartar de sus oficios únicamente a tres de los 10 sacerdotes que podrían estar implicados. Al papa Francisco no le ha agradado en absoluto la postura de la Iglesia española en este caso y hay incluso quien dice que el santo padre podría apartar del puesto a Martínez.

'EL CLAN DE LOS ROMANONES', BAJO LUPA

El Vaticano subraya que hay siete sacerdotes que están siendo investigados por la justicia por posibles encubridores y que aún siguen en sus puestos. Martínez afirma que no ha tomado ninguna medida sobre estos sacerdotes porque el propio denunciante le pidió que no hiciera nada más para no interferir con la acción de la Justicia.

El grupo de sospechosos, que se hacían llamar a sí mismos 'El clan de los Romanones', en honor a su cabecilla, el padre Ramón, lo forman 10 sacerdotes y dos laicos.

Ese 'clan' actuaría casi como una secta. Captaban a monaguillos a los que convencían luego de que el sexo entre ellos no era pecado. El grupo cuenta con diversas propiedades, amplias parcelas, incluso un dúplex en la playa. En esos lugares, los sospechosos hacían prácticas sexuales brutales y orgías sirviéndose de la situación de superioridad que ejercían sobre los jóvenes.

FERNANDEZ DÍAZ ALABA LA POSTURA DEL PAPA

En cuanto al impacto de un caso así para la Iglesia, Fernández Díaz se ha remitido a la opinión sobre este asunto expresada por la Conferencia Episcopal Española y ha defendido que "la máxima jerarquía de la iglesia porque el papa, ha sido quien precisamente ha sido más beligerante para que este caso saliera a la luz".

"Creo que nadie puede poner en cuestión que Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora el Papa Francisco están siendo absolutamente beligerantes para erradicar del seno de la Iglesia este tipo de comportamientos que a todos nos conmueven y a todos nos producen un daño muy grande", ha señalado.

No obstante, ha recordado que "no se producen estas conductas por desgracia solo en el seno de la Iglesia". "Hay que reconocer que la Iglesia está poniendo de su parte todo lo posible para erradicarlas de su seno y ojalá consigamos que se erradiquen no solo del seno de la Iglesia, sino de toda la sociedad", ha añadido.

TE PUEDE INTERESAR