NOTICIAS
09/01/2015 08:28 CET | Actualizado 09/01/2015 08:28 CET

¡Tómate la pastilla! O cómo el móvil puede ahorrar miles de millones a los sistemas sanitarios

GTRESONLINE

Podemos pensar que el hecho de no tomarse una medicina no afecta a nadie, salvo únicamente a quien deja de tomársela. Pero este es un razonamiento limitado. En EEUU se ha calculado que estas omisiones conllevan a un gasto anual adicional de aproximadamente 289 mil millones de dólares, especialmente por tratamientos adicionales a esos pacientes "olvidadizos". Este dato es el que indica un estudio de la consultora NEHI, reportado por Bloomberg.

Pero independientemente de las pérdidas económicas, así como de la presión financiera a los sistemas de salud pública, está el deterioro de la salud de las personas que se niegan a seguir su tratamiento. Sobre la falta de adherencia a las recetas médicas se han publicado diversos estudios, entre ellos New Prescription Medication Gaps: A Comprehensive Measure of Adherence to New Prescriptions: los motivos suelen ser los costes o los efectos secundarios de los fármacos .

Para tratar de evitar este problema, startups de todo el mundo se han lanzado a desarrollar apps y servicios específicos para el cuidado post tratamiento, así como soluciones más avanzadas como la asistencia médica virtual.

RxAnte presenta una plataforma analítica de datos que ofrece pronósticos y análisis del impacto que tienen los medicamentos en los pacientes, y del comportamiento de estos ante ciertas medicinas. Esta solución está dirigida principalmente a organizaciones en la industria médica (hospitales, seguros, servicios médicos complementarios), pero el beneficiado indirecto es el paciente.

Otra empresa con un perfil similar es eClinicalWorks, que ofrece una app para el paciente llamada Healow y que facilita la comunicación con el doctor, y permite acceder a los expedientes médicos personales. Igualmente administra las citas (y te las recuerda), te informa de resultados de laboratorio, emite recordatorios para el suministro de medicamentos, entre otra información. Una aplicación con funciones equivalentes es la desarrollada por Medfusion: Medfusion Mobile. Con ella se pueden pagar además los honorarios médicos, siempre y cuando tu doctor acepte este medio de pago.

Si lo que se busca es un servicio de asistencia médica más completo, y no meramente administración de información, entonces se puede acudir a Better, un servicio personalizado de asistencia médica que ofrece asistencia móvil a través de su app para iOS. La atención al paciente es personalizada a través de un chat privado incluido en la app, y para casos de emergencia se puede hablar vía telefónica con un especialista médico. Better te ayuda también a procesar los siempre engorrosos trámites de las aseguradoras.

Como el servicio en Better es personificado, lo cual acarrea costos de personal, se debe pagar una tarifa mensual de 19.99 dólares al mes por persona (16,8 euros). El paquete familiar tiene un precio de 49.99 dólares mensuales (42,17 euros). Esta iniciativa es un esfuerzo conjunto de la prestigiosa Clínica Mayo y The Social Capital Partnership. El servicio está disponible únicamente en Estados Unidos, por ahora. Lauren Goode, editora en Re/Code ha escrito un recomendable artículo sobre su experiencia usando Better y American Well, una app con fines similares.

ADEMÁS DE LAS APPS, TAMBIÉN HAY GADGETS

Los wearables y accesorios apoyan al móvil en esta incursión al mundo de la enfermería. Un ejemplo específico es GlowCap de la empresa Vitality. Este dispositivo es una tapa inteligente que sustituye a las tapas normales de los botes de fármacos. GlowCap lee el contenido del frasco y, al momento de encontrarse en niveles mínimos, avisa al paciente y lo reporta a la farmacia para que se prepare la reposición. En caso de que el contenido del frasco no se altere en cierto tiempo o no se reponga, entonces avisará al doctor o a familiares como medida de alerta de que el paciente no está tomando su medicamento.

El seguimiento a las prescripciones médicas es cosa seria. El estudio de NEHI, citado en el primer párrafo, indica que alrededor de 125 mil estadounidenses fallecen al año por no tomar sus respectivas medicinas, tal como les fue indicado por su doctor. Dispositivos tan personales como los teléfonos móviles son un apoyo ideal para evitar este problema.

ESPECIAL PUBLICIDAD