POLÍTICA
03/04/2015 10:43 CEST | Actualizado 03/04/2015 10:43 CEST

Puigcorbé asume que el independentismo le pasará factura como actor

EFE

El número dos de ERC para las municipales en Barcelona, Juanjo Puigcorbé, da por sentado que defender la independencia le pasará factura cuando vuelva al escenario: "Pero no me asusta".

"Ahora, por el independentismo; antes, por la rebeldía, por no estar de acuerdo con según qué o por no pronunciarse por según quién. En este país siempre se pasa factura, siempre hay una factura por cobrar y por pagar", ha dicho en una entrevista de Europa Press.

Puigcorbé se ha comprometido en ser concejal todo el mandato gane o no las elecciones la candidatura ERC, con la que se presenta como independiente, igual que el alcaldable, Alfred Bosch.

Se siente cansado de que se pasen estas facturas pero ha decidido hacer lo que piensa y luego esperar las consecuencias: "Es que, si no, no haríamos nada", defiende el actor, escritor y guionista, que en 2010 interpretó al Rey Juan Carlos I en la serie 'Felipe y Letizia'.

Puigcorbé ve muchos huérfanos de opción política, por lo que considera que, si su ejemplo sirve para que la gente entienda que su decisión le puede pasar factura, también entenderán que hay un nivel de compromiso superior: "Si sirve de ejemplo para alguien, bienvenido sea. Quien no se arriesga no gana".

"MI EVOLUCIÓN ES MAYORITARIA"

En concreto se ha referido a todos los 'maragallistas' y federalistas desencantados "que no saben a quién votar": los cifra en medio millón de personas, que han dejado de creer que el federalismo sea posible, y los llama a votar a ERC.

"La evolución que yo he hecho es una evolución mayoritaria: cerca de medio millón de personas se han desencantado y buscan su sitio. Entiendo que muchos no se han definido. Creo que esta es la gran batalla electoral", según él, y ha sumado a esta situación las fragmentaciones en PSC, ICV y EUiA.

PENDIENTE DE 3 ESTRENOS

El actor vive entre Barcelona y Madrid, pendiente del estreno de tres de sus películas, y asegura que en la capital española encuentra con gente de todo tipo: "Gente muy agradable, energúmenos,... Hay de todo".

"Las redes sociales son un ejemplo anónimo de esto. Pero, de la misma manera que hay quien insulta y amenaza, hay otros que te respetan. Los demócratas nos debemos respetar. El problema es que hay gente que no es demócrata", ha lamentado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR