NOTICIAS
08/06/2015 09:33 CEST | Actualizado 08/06/2015 09:33 CEST

Lío en el ascenso a Primera: el Girona insinúa que el Sporting compró a rivales

EFE

¿Hubo maletines en la última jornada de Segunda División? En Girona no tienen dudas: sí. El equipo catalán se quedó a las puertas del ascenso a Primera, que se le escapó en el minuto 92 del partido que empató este domingo contra el Lugo (1-1). De haber ganado, el Girona hubiese subido en detrimento del Sporting de Gijón, que fue quien se convirtió finalmente en equipo de élite.

¿Cuál es el problema? El equipo catalán considera que el Lugo, su rival que este fin de semana que no se jugaba nada, estuvo especialmente motivado y que se dejó la piel en el campo para ganar. En otras palabras, que el Sporting habría pagado a los gallegos para que el Girona no ganase y poder, así, ascender.

Además, los catalanes afirman que el Betis, que tampoco se jugaba nada porque ya había subido a Primera hace una semana, se relajó en exceso frente al Sporting hasta acabar perdiendo 0-3. En otras palabras: insinúan que los asturianos también pagaron a los andaluces para que se dejasen perder. Pagar a otro equipo es ilegal en todos los casos.

"El Lugo estaba extramotivado. No entiendo nada. Siento que me han faltado el respeto. Se han reído en mi puta cara", aseguró tras el partido Fran Sandaza, jugador del Girona.

"GILIPOLLAS NO SOY"

"No es normal muchas cosas, vosotros también lo habéis visto. Somos todos profesionales y sabemos todo lo que pasa en el fútbol. El mundo del fútbol está así, siempre ocurre lo mismo. Cuanto menos hable mejor. No me va a solucionar nada. Yo el culo pelado no lo tengo pero gilipollas no soy. Tendremos que cumplir como profesionales. El Sporting lleva durante toda la Liga una trayectoria inmaculada. La lástima es que por esa mínima diferencia en cuanto a los goles ellos estén en la gloria y nosotros hundidos en la miseria", afirmó Pablo Machín, el entrenador del equipo catalán.

Mientras en Gijón nadie quiere comentar nada, el entrenador del Lugo, Quique Setién, se enzarzó por la noche en Onda Cero con el presidente del Girona, Patxi Otamendi. El argumento del entrenador de los gallegos era incontestable: sólo hicieron lo que les correspondía, salir a ganar. Y recordó que durante la primera parte el Girona pudo haberse llevado el partido sin problemas.

Para el mandatario del Girona, en cambio, el problema es que el Lugo cambió de actitud en el descanso, lo que le parece sospechoso, y asegura que algunos futbolistas del Lugo hicieron comentarios en el césped. Por ejemplo, afirma que decían cosas como: "¡Vamos! Que el Sporting va ganando."

El caso es que el partido en el estadio del Girona acabó como el Rosario de la Aurora. Un asistente fue agredido desde la grada tras anular por claro fuera de juego un gol del equipo catalán en el tiempo añadido. El árbitro suspendió el partido a falta de 40 segundos, que se reanudó poco después.

Los jugadores del Lugo tuvieron que abandonar finalmente el estadio escoltados por la policía.