INTERNACIONAL
21/07/2015 13:52 CEST | Actualizado 21/07/2015 13:52 CEST

Indignación en Francia por el cierre de una playa privada para el rey saudí

Los bañistas de la Riviera Francesa han expresado su desacuerdo y enojo frente a la llegada de la familia real Saudí que ha ordenado cerrar una playa pública a su llegada.

Las autoridades locales han confirmado que el Rey Salman llegará durante la semana al lugar. El acceso será restringido a la largo de un kilómetro, incluyendo la playa pública de Vallauris, a la cual solo se puede acceder a través de un túnel que va por debajo de los rieles del tren. Los guardacostas, además, evitarán que cualquier persona se acerque a menos de 300 metros de la zona.

"Verlo rodeado de sus agentes de seguridad está bien, pero pueden al menos dejarnos nadar en el mar", ha dicho Mohamed, un pescador de la zona. "Es una buena zona para pescar y negarnos el acceso es inaceptable", ha agregado.

La inmensa villa de la familia real tiene un kilómetro de largo en la costa de la Riviera Francesa, entre Antibes y Marsella.

"Él o cualquier otro millonario siempre tiene prioridad sobre la gente común. Por otro lado, son buenos para el negocio local, ya que vienen con 400 personas. He oído que incluso pueden arreglar las calles", ha comentado Fátima, enfermera local.

El enfado de los vecinos se ha visto incrementado después de que los trabajadores contratados por la familia real arrojaran a la playa restos de cemento utilizado en la construcción de un ascensor que unía la playa con la villa del Rey Salman

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR