INTERNACIONAL
14/08/2015 10:10 CEST | Actualizado 14/08/2015 10:12 CEST

Grecia aprueba el tercer rescate con el voto en contra de 43 diputados de Syriza

EFE

El Parlamento de Grecia ha aprobado este viernes las medidas necesarias para recibir el tercer rescate financiero, previsto para un periodo de tres años, tras un debate que ha durado toda la noche y en el que ha intervenido el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que ha calificado el acuerdo de "necesario".

Sin embargo, no ha logrado convencer a todos sus compañeros de grupo. Cuarenta y tres parlamentarios de la coalición gobernante, SYRIZA, se han desmarcado del acuerdo, al que en cambio sí se han sumado diputados de los principales partidos de la oposición, entre ellos el conservador Nueva Democracia. El pasado 23 de julio fueron 23 los diputados de Syriza que dieron la espalda a Tsipras sobre los acuerdos con la UE.

La Constitución griega establece que, para solventar este tipo de votación, un Gobierno necesita lograr el apoyo de una mayoría absoluta de 120 diputados presentes en el momento de la votación. Este viernes, sólo 118 miembros de SYRIZA respaldaron el plan de rescate. Sin embargo, algunos de los que han votado en contra de la ayuda han dicho que respaldan la continuidad del Ejecutivo.

Tsipras ha anunciado que presentará ante el Parlamento una moción de confianza para preguntar sobre la continuidad de su Gobierno tras el rescate. Previamente había anunciado que convocaría un congreso extraordinario de su coalición para determinar hasta dónde llegan las discrepancias internas, que han vuelto a quedar este viernes de manifiesto.

EL ACUERDO

El acuerdo, de 29 páginas, incluye un nuevo bloque de medidas inmediatas que los acreedores exigen a Grecia antes de prestarle ayuda: liberalizar el mercado del gas, eliminar las exenciones fiscales a las islas, retirar algunas ayudas agrícolas y retomar el programa nacional de privatizaciones. Reformas y ajustes para reducir el gasto público, mejorar la recaudación, modernizar la Administración, garantizar la sostenibilidad de las pensiones y la estabilidad de la banca.

El cumplimiento de las condiciones del rescate será revisado cada tres meses. El primer tramo de la ayuda serían 26.000 millones de euros con los que el Gobierno griego deberá pagar los 3.200 millones de euros más intereses al BCE que vencen el jueves 20 y destinar 10.000 millones a un plan para la recapitalización de la banca. En otoño, tras la primera evaluación, el FMI decidirá su participación en el rescate, en función de la sostenibilidad de la deuda helena.

La aprobación del rescate ha salido adelante con 222 votos favorables, 64 en contra, 11 abstenciones y 3 ausencias en una Cámara con 300 diputados. La votación ha puesto fin a un debate que comenzó a las 3.45 horas (una hora menos en la España peninsular) y en el que estaba en juego el primer tramo de un plan de ayuda de hasta 85.000 millones de euros. Con el mayoritario, los diputados han aceptado la adopción de nuevas medidas de austeridad a cambio del rescate.

TSIPRAS HABLA DE UN ACUERDO "NECESARIO"

El primer ministro, Alexis Tsipras, ha defendido la gestión de las negociaciones de su ministro de Finanzas, Euclid Tsakalotos, alabando su resistencia para evitar el crédito puente, una ayuda provisional que habría sumido a Grecia en una "crisis sin fin".

El líder griego ha descrito el acuerdo como una "elección forzosa" tras "agotar todas las vías de negociación". "Ante un ultimátum para la salida temporal de Grecia de la Eurozona, tomamos la responsabilidad hacia el pueblo griego de seguir con vida y continuar la lucha, en lugar de elegir el suicidio (la salida del euro)", ha señalado.

El primer ministro ha asegurado que no se arrepiente de haber tomado esta decisión y, aunque ha reconocido que el rescate no es un triunfo, sostiene que es la mejor opción que tenía el país en un momento de asfixia financiera.

AHORA VOTA EL EUROGRUPO

el Eurogrupo, formado por los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona, debe decidir este viernes si valida el acuerdo técnico cerrado en Atenas a principios de semana sobre el rescate, a tiempo para que el país cumpla con su deuda con el BCE el próximo jueves, o si activa de nuevo un crédito puente para aplazar el rescate.

Para ello, la Comisión Europea ha entregado al Consejo Europeo toda la documentación referente al Memorando de Entendimiento, que fija la condicionalidad, los plazos y los montos del rescate, así como los textos necesarios para un "uso eventual" del Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Según fuentes europeas, la posibilidad de activar una nueva ayuda urgente (ya se liberaron 7.160 millones de euros en julio del mismo fondo) es una exigencia de los países "más críticos", como Alemania, que ven en el Memorando elementos "algo vagos". Atenas rechaza esta vía pero Berlín la ve con buenos ojos para tener más tiempo para negociar el rescate.

Sobre la mesa se encuentra también el análisis de la sostenibilidad de la deuda de Grecia, en el que las instituciones europeas muestran sus "importantes dudas" sobre el asunto, ya que esperan que el año que viene supere el 200% del PIB del país. Sin embargo, consideran que puede evitarse una quita de la deuda si se aprueban otras medidas de alivio.

VER ADEMÁS

ESPACIO ECO