POLÍTICA
06/10/2015 14:20 CEST | Actualizado 06/10/2015 17:52 CEST

El juez deja en libertad a Rato y le retira el pasaporte

En libertad, pero sin pasaporte. El juez Antonio Serrano-Arnal, que investiga a Rodrigo Rato por fraude fiscal, blanqueo y corrupción, ha dejado libre al exvicepresidente del Gobierno, al que ha retirado el pasaporte y ha impuesto la obligación de comparecer una vez al mes en su juzgado.

Rato ha declarado ante el magistrado durante aproximadamente dos horas. Tras la declaración, Serrano-Arnal ha atendido la petición formulada por la Fiscalía Anticorrupción que ha reclamado como única medida cautelar las citadas comparecencias periódicas y la prohibición de abandonar el territorio de la UE. Queda así en la misma situación que su secretaria Teresa Arellano y el supuesto testaferro Miguel Ángel Montero que declararon ante el juez la pasada semana tras permanecer dos días en los calabozos del Instituto Armado.

El exdirectivo de Bankia fue llamado ante el juez el pasado julio, pero entonces alegó su derecho a no declarar porque decía desconocer muchas de las acusaciones vertidas por la Oficina Antifraude (Onif) y la Fiscalía.

La causa afecta, por el momento, a nueve imputados. Además de Rato, Arellano y Montero, el juez atribuye los mismos tres delitos a otro de sus presuntos testaferros, Alberto Portuondo, (el único que ha sido enviado a prisión) y su socio y abogado Domingo Plaza. Serrano-Arnal también mantiene la imputación sobre la directora general de Zenith, Candi Rodríguez, el consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal, así como dos directivos de ambas sociedades.

Los investigadores piensan que parte de ese dinero, 833.000 euros, acabó en manos de Rato a través de los pagos que Portuondo hacía mensualmente a Kradonara.

TE PUEDE INTERESAR

ESPECIAL PUBLICIDAD