POLÍTICA
14/10/2015 10:43 CEST | Actualizado 14/10/2015 14:30 CEST

Arantza Quiroga dimite como presidenta del PP Vasco

La presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga, ha comunicado este miércoles su decisión de abandonar el cargo tras su frustrado intento de promover un acuerdo sobre convivencia en Euskadi que implicara a todos los partidos, incluido EH Bildu.

Quiroga, que ha ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián al poco de hacerse pública su decisión, se ha presentado sonriente y serena, ha admitido que la dirección nacional del PP y también dirigentes vascos le pidieron el pasado miércoles que retirase la moción, lo que ha hecho "por responsabilidad".

Este hecho le situó "enfrente de una realidad dura", la de la constatación del "fracaso" en su principal afán al frente del PP del País Vasco. "He tratado durante estos dos años de entender que el PP tenía que hacer una transición desde la resistencia hasta la influencia", ha explicado Quiroga, quien ha admitido que ha "fracasado en tratar de aunar voluntades detrás de este objetivo".

Ante esta constatación, el jueves por la mañana comunicó a Cospedal su intención de dimitir, pero la secretaria general del PP le pidió que lo "meditara", no tomara decisiones "en caliente" y se diera unos días de reflexión, con el compromiso de hablar de nuevo ayer.

Eso sí, Quiroga ha afirmado que volvería a presentar "una y mil veces" la moción que ha ocasionado su abandono de la dirección del partido en Euskadi porque el PP debe ser "vanguardia en la búsqueda de la convivencia, verdad y justicia con las víctimas".

Durante la rueda de prensa, que ha sido su primera comparecencia tras seis días de ausencia una vez retirada la moción para crear una ponencia de libertad y convivencia, ha asegurado que, aunque "ahora no ha sido posible", dentro de un tiempo "se volverá a hacer" y ha deseado que quienes estén al frente del partido "sean valientes para verlo".

Quiroga también ha pedido disculpas a los que se han podido sentir incómodos con su silencio estos días y especialmente a las víctimas que se "hayan visto ofendidas" o "no hayan entendido por qué lo hizo".

LIDERAZGO SIEMPRE EN CUESTIÓN

La política ha abandonado la Presidencia del PP vasco tras dos años y cinco meses de lucha a contracorriente, con un liderazgo siempre en cuestión, por sacar al partido de la trinchera de la resistencia contra ETA y situarlo en un nuevo papel más activo en la búsqueda de convivencia.

Un empeño que materializó de la manera más arriesgada en la moción para crear una ponencia por la convivencia presentada hace una semana y retirada un día después tras las críticas vertidas desde su propio partido y desde el entorno de las víctimas de ETA, que fueron inmediatas y muy duras. La reacción de Quiroga fue la de recluirse en un prolongado silencio que ha desquiciado al PP vasco durante una larga semana.

Nada ha sido fácil en el mandato al frente del PP vasco de una Arantza Quiroga que ha ido planteando -y, hasta hoy, ganando- pulsos desde que fue designada por su antecesor, Antonio Basagoiti, como su sustituta, en mayo de 2013.

EL PP RESPETA UNA DECISIÓN "PERSONAL"

Por su parte, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha expresado su "máximo respeto" por la decisión de la presidenta del PP del País Vasco de presentar su dimisión, en una decisión que Ayllón considera "personal". En conversación con los periodistas en los pasillos del Congreso, Ayllón se ha referido así a la dimisión de Quiroga.

El vicesecretario de Acción Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, también se ha manifestado al respecto y ha considerado que Quiroga ha demostrado "una valentía y un coraje vital impresionante" y fue una "presidenta ágil y rápida" al retirar su moción para no permitir "una artimaña" por parte de EH Bildu.

Maroto ha realizado estas manifestaciones en una entrevista a Onda Cero, recogida por la agencia Europa Press, en la que se ha referido a la situación del partido en Euskadi y de Arantza Quiroga después de que retirara la moción. El dirigente del PP ha indicado que él respaldó a Quiroga en la retirada de la moción porque Bildu tiene el "empeño de intentar pasar página cómo si aquí no hubiera pasado nada y sin decir que el terrorismo de ETA es condenable".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST