POLÍTICA
28/11/2015 10:15 CET | Actualizado 30/11/2015 15:56 CET

Derecha, izquierda o centro: ¿Dónde está cada partido?

JENNIFER TAPIAS

“Podría ser un líder de centroizquierda”. Con esta declaración en el diario El Mundo, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, echó hace una semanas más leña al fuego a la discusión sobre en qué posición ideológica está su partido. Él dice que es de centro, muchos aseguran que sus ideas se asemejan a las de FAES, a la derecha, mientras que los españoles lo colocan en el centro-derecha. Es una muestra más de la dificultad para llegar a un consenso sobre dónde se sitúa cada uno de los cuatro partidos con posibilidades de gobernar.

Los españoles, según el CIS, lo tienen más o menos claro. Colocan a Podemos en la extrema izquierda, al PSOE en el centro-izquierda, a Ciudadanos en el centro-derecha y al PP en la derecha. Pero, ¿qué es cada lado? Juan Carlos Cuevas Lanchares, profesor de instituciones políticas y sistema político español de la Universidad Complutense, resume que las diferencias entre izquierda y derecha “siguen dirimiéndose alrededor de la noción de igualdad”.

(Sigue leyendo después del gráfico...)

En su opinión, la izquierda se define como “defensora” del cambio político y social frente a una derecha que, “gestionando el presente”, se presenta como “valedora de la estabilidad e incluso del conservadurismo”. En medio, el codiciado centro “tiende a ser visto como un lugar de encuentro de visiones contrapuestas ideológicamente”, un sitio “de moderación” cuyo rasgo más característico “suele ser la indefinición”.

La mayoría de los políticos suelen huir de las etiquetas de izquierda y derecha y tienden a situarse en el centro. Lo hacen, dicen los expertos, porque es el espacio en el que están la mayoría de los votantes, y por tanto, es el lugar más disputado para ganar unas elecciones. Y más en las de este año. Lo avisa Juan Carlos Cuevas: “La volatilidad en los comicios del 20 de diciembre es, o puede ser, de tal magnitud que el que logre asentarse en el centro, logrará (en compañía de otros) gobernar”.

Pero, ¿dónde se sitúan en realidad los partidos?

(Sigue leyendo después del gráfico...)

PP

El PP es el único partido que pone rápidamente de acuerdo a los tres expertos consultados: es clara e indudablemente de derechas. A partir de ahí, Juan Carlos Cuevas señala que varía de un centro-derecha moderado, “con menos frecuencia”, a una tendencia “muy marcada a defender valores ultraconservadores difícilmente equiparables al resto de las derechas europeas”.

Máriam Martínez-Bascuñán, profesora de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid, va más allá y asegura que el PP se hace “viejo” en el “sentido más literal” del término. En su opinión, la formación liderada por Mariano Rajoy no se define sólo por ser “derecha-derecha”, sino porque está “muy vinculado” con temas que han provocado “una crisis de legitimidad muy profunda” en la democracia, como la corrupción y los recortes.

(Sigue leyendo después del gráfico...)

“El PP sigue recurriendo a temas de la vieja agenda para articular su estrategia electoral: la unidad de España, la recuperación económica, la eficacia, el orden”, subraya Martínez-Bascuñán, quien asegura que eso explica la brecha generacional que, según ella, sufren los ‘populares’.

PSOE

(Sigue leyendo después del gráfico...)

Los expertos también coinciden en que el PSOE es centro-izquierda, aunque cada uno aporta sus matices. Por ejemplo, Juan Carlos Cuevas subraya que es un partido de izquierda al que la sociedad sitúa en el centro porque la misma formación tiende a situarse en “posiciones moderadas” sobre las grandes cuestiones de Estado, “sabedor de la necesidad de aglutinar el mayor número de votos posibles”.

Artemio Baigorri, profesor de Sociología en la Universidad de Extremadura, subraya que el “sesgo a la izquierda” que aún conserva el PSOE le permite mirar por igual a IU y a Podemos como “posibles muletas”. “Si fuese sólo centro sería enemigo mortal de Ciudadanos”, insiste, a la vez que explica que los socialistas coinciden con los de Albert Rivera en que “sin redistribución no hay orden en libertad”, aunque puntualiza que “su nivel de intervencionismo es mayor”. “Está centrado porque también cree en el mercado como motor fundamental, aunque lo oculte en los discursos”, insiste.

En este sentido, Baigorri afirma que intenta los socialistas intentan marcar la centralidad más “en las personas” que en el ideario, “que mantiene una fuerte carga de izquierdas". “Las listas del PSOE están plagadas desde hace años de gentes que ni vienen de izquierdas ni son de izquierdas”, zanja.

Máriam Martínez-Bascuñán, en cambio, destaca que el rasgo con el que se sigue identificando a los socialistas es “el de la vieja política”, aunque se hayan hecho “un lavado de cara”. “Pedro Sánchez, de momento, no está sabiendo construir credibilidad. Además, las medidas que va lanzando recuerdan más a la vieja agenda: laicidad del estado, modelo federalista… ”, reflexiona.

CIUDADANOS

(Sigue leyendo después del gráfico...)

Los expertos coinciden en valorar la estrategia del partido de Albert Rivera, que “ha sabido trasladar a la opinión pública una sensación de modernidad que en este momento no tiene ninguna otra formación política”, afirma Juan Carlos Cuevas, para quien Ciudadanos es, “en todo caso”, un partido de centro-derecha si se toma como referencia la noción de igualdad.

Eso, afirma, pese a que Rivera se ha esforzado en que, “desde la ambigüedad”, su partido tenga “ciertos tonos progresistas”. "Se ha distanciado del PP en temas vinculados con la familia o la Iglesia y ha coincidido plenamente en cuestiones como la memoria histórica, en una permanente tensión calculada que atraiga votantes de la izquierda moderada y de un amplio espectro de la derecha”, explica.

Martínez-Bascuñán cree que el partido ha logrado esa imagen de centralidad combinando elementos de la ‘vieja’ y ‘nueva’ política. Ejemplo de esto último, señala, es que ha ocupado un discurso de regeneración democrática que en un primer momento "monopolizaba" Podemos.

En cambio, Artemio Baigorri asegura, convencido, que Ciudadanos es el único partido auténticamente de centro que hay en España. Incluso lo compara con la UCD de Adolfo Suárez, con quien, afirma, comparte todos los componentes salvo el democristiano: “Creen en el mercado más que en el estado, pero también creen en que sin redistribución no hay orden social en libertad posible. Eso, unido a un fuerte liberalismo cultural, les permite mirar libremente hacia PP y PSOE”.

PODEMOS

(Sigue leyendo después del gráfico...)

Lo resume Martínez-Bascuñán: Podemos es un partido de izquierdas, por más que ellos apelen a la centralidad del tablero: “Tiene una gran sensibilidad por problemas que tienen que ver con carencias sociales. Mientras Ciudadanos proyecta una imagen de ‘gestor honrado’, Podemos trata de construir una imagen vinculada con ese sufrimiento social”.

En su opinión, los españoles sitúan al partido de Pablo Iglesias en la extrema izquierda porque todos sus miembros pertenecían al activismo de movimientos sociales, "partidos de izquierda radical", como Izquierda Anticapitalista, o las propias filas de Izquierda Unida. “Esto, que es algo tan evidente, quizás explica por qué están tan interesados en hacer esos ‘fichajes’ estrella reclutando gente de prestigio, de mayor edad, con trayectorias impecables y desde luego fuera de sospecha de cualquier atisbo revolucionario”, indica.

Y no sólo eso. Juan Carlos Cuevas añade que IU y Podemos coinciden en “la mayor parte de las valoraciones que se puedan plantear alrededor de la noción de igualdad, que es la que verdaderamente define a la izquierda”. “Su posición, más o menos extrema, depende de los temas a tratar”, admite.

Las cartas están sobre la mesa. ¿Quién ganará la partida del 20-D?

TE PUEDE INTERESAR