INTERNACIONAL
23/12/2016 20:37 CET | Actualizado 23/12/2016 21:14 CET

El Consejo de Seguridad de la ONU exige a Israel el cese "inmediato y completo" de los asentamientos

EFE

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado este viernes una resolución que busca el fin de los asentamientos israelíes en territorio palestino, gracias a la abstención de Estados Unidos, que ha abandonado su tradicional veto sobre los asuntos que afectan a la nación judía.

El texto ha recibido la única abstención de Estados Unidos y el apoyo de los 14 miembros restantes. Para que una resolución sea aprobada en el Consejo de Seguridad debe recibir al menos nueve votos favorables y ningún veto de los cinco miembros permanentes: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China.

La aprobación del borrador, elaborado por Egipto junto a las autoridades palestinas, ha sido recibido con una ovación por los miembros del Consejo de Seguridad. Es la primera resolución sobre el conflicto entre israelíes y palestinos que se aprueba en ocho años.

La resolución declara que los asentamientos de Israel -"potencia ocupante"- en territorios palestinos son "una flagrante violación del Derecho Internacional" y urge al "cese inmediato" de las actividades de construcción y ampliación.

Además, subraya que internacionalmente no se reconocerá ningún cambio en las fronteras establecidas en 1967 que no sea fruto de las negociaciones entre las partes. A este respecto, urge a retomar las conversaciones de paz con los dos estados como solución prioritaria.

El Consejo de Seguridad insta también a las partes a abstenerse de llevar a cabo "provocaciones" que puedan frustrar este proceso y a cumplir sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario, especialmente en lo relativo a la protección de la población civil.

VOTACIÓN POSPUESTA

La votación se ha producido a iniciativa de Nueva Zelanda, Senegal y Venezuela, que han decidido retomar el borrador egipcio. Estaba previsto que se votara el jueves, pero El Cairo dio marcha atrás ante os llamamientos del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

La petición de Netanyahu y Trump se debió a que, tal y como ha sucedido, se rumoreaba que Estados Unidos se abstendría, cambiando así una posición que ha mantenido durante años, conforme a la alianza estratégica con Israel.

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, que dará paso a Trump el próximo 20 de enero, ha intentado durante su mandato resucitar las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes, paralizadas desde 2014, precisamente, por la construcción de nuevos asentamientos judíos y la ampliación de los ya existentes.

En los asentamientos judíos de Cisjordania y Jerusalén Esta viven unos 570.000 colonos. La propia administración israelí distingue entre legales e ilegales, en función de que hayan recibido una autorización previa, si bien el Gobierno ha impulsado una ley para legalizarlos todos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-El Gobierno israelí obliga a retirar una escultura crítica con el primer ministro Netanyahu

-Los ganadores y los perdedores de la política exterior de Trump

Síguenos en Twitter