INTERNACIONAL
19/09/2017 16:11 CEST | Actualizado 19/09/2017 19:24 CEST

Trump amenaza en la ONU con “destruir completamente Corea del Norte”

"El 'Hombre Cohete' está en una misión suicida para sí mismo y para su régimen", ha dicho el presidente de EEUU sobre Kim Jong-Un-

Era su debut ante la Asamblea General de la ONU y ha querido hacerlo a lo grande, recuperando el gran lema de su campaña, aquel archiconocido "América Primero" y amenazando, ante los ojos del mundo, a Corea del Norte. Ha sido un solo discurso, pero ha habido muchos tonos para que, en definitiva, el presidente de EEUU, Donald Trump, no haya defraudado a sus afines. "Estados Unidos tiene gran poder y paciencia, pero si es forzado a defenderse y defender a aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte. El 'Hombre Cohete' está en una misión suicida para sí mismo y para su régimen", ha sentenciado en referencia al líder norcoreano Kim Jong-Un. Y ha robado un tímido aplauso al auditorio.

Fiel a su estilo, ante tan emblemática organización, el líder estadounidense también ha ensalzado los logros de su presidencia, ha vuelto a sacar su lado más proteccionista, nacionalista y hasta "trumpiano" para dejar claro que sí, que EEUU está con la ONU, pero que su país está primero. También se ha recreado en sus duras advertencias tanto a Corea del Norte como a Irán.

"Vivimos en un tiempo de grandes oportunidades", ha dicho Trump al comienzo de su intervención al mencionar, entre otras cosas, los récords en la bolsa y el desempleo en su menor nivel en 16 años. Después ya ha pasado al ataque: "También hay peligros y amenazas cada día. Los terroristas están reforzados y algunos regímenes de esta sala los apoyan y financian. Los poderes autoritarios buscan colapsar las alianzas que nos han asegurado la paz durante las últimas siete décadas. La inmigración supone una amenaza".

Ningún país debe tener un interés en ver cómo Corea del Norte armarse de armas nucleares. No dudaremos en actuar militarmente si no tenemos otra opción

Y uno de los países de los que Trump quiere proteger a EEUU es Corea del Norte, cuya delegación estaba, como recuerda la periodista Dori Toribio, sentada en la primera línea del plenario: "Es responsable de la matanza de millones de sus ciudadanos. Abusaron inocentemente de un joven estadounidense y nos lo devolvieron para que muriera en EEUU". "Ningún país debe tener un interés en ver cómo Corea del Norte armarse de armas nucleares. No dudaremos en actuar militarmente si no tenemos otra opción. El 'hombre cohete' está en su propia misión, una misión suicida. Esperamos no tener que utilizar la fuerza pero estamos listos para actuar. La ONU debería evitarlo", sentencia.

Trump ha subrayado que, aunque Estados Unidos "tiene paciencia", si se ve obligado a actuar para protegerse a sí mismo o a sus aliados "no tendrá otra elección que destruir totalmente Corea del Norte". "Ojalá no sea necesario", ha apostillado. Así, el presidente norteamericano ha instado a la comunidad internacional a hacer "mucho más" para contener la amenaza que representa Corea del Norte y, en este sentido, ha considerado inaceptable que haya países que sigan colaborando con el régimen de Kim Jong Un. Trump ha recalcado que es momento de "aislar" por completo a Pyongyang.

Trump también ha agradecido a China y Rusia el hecho de que hayan votado a favor de sanciones contra Corea del Norte en el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque ha reiterado que hay que hacer "mucho más" frente a las amenazas de Pyongyang.

Tras el régimen norcoreano, ha sido el turno para las críticas a Irán. Muy lejos de la postura de la anterior administración estadounidense, la de Barack Obama, Trump ha jugado a tensar y a revolucionar unas relaciones hasta ahora calmadas. Tal y como lo le ha pedido el Israel de Benjamin Netanyahu. En su opinión, las "grandes exportaciones" de Irán son "violencia, sangre y caos". Además ha acusado al país de desestabilizar la región y ha vuelto a sugerir, como viene haciendo desde la campaña electoral, que podría abandonar el acuerdo nuclear iraní. "El acuerdo es una vergüenza para Estados Unidos y creo que no habéis oído lo último sobre ello", subraya, dando a entender que habrá cambios.

"No podemos cumplir el acuerdo si provee una cobertura para una construcción eventual de un programa nuclear", dice el presidente de EEUU entre los aplausos del auditorio de la ONU.

LA ONU EN LA QUE TRUMP CREE

Consciente de que el mundo está pendiente de sus palabras, el presidente de EEUU también ha sacado a relucir su lado más proteccionista, base de su campaña electoral: "Todos los países deben servir a sus ciudadanos como primera prioridad. Pero esto también requiere que todos los países trabajemos juntos y en armonía. Sin embargo ya no podremos entrar en acuerdos que no nos beneficien y que sirvan para aprovecharse de nosotros".

Hacia el final de su discurso, Trump ha retomado su mensaje nacionalista y ha llamado a un "renacimiento de las naciones", que suponga "el resurgimiento de sus espíritus, su orgullo, sus pueblos y su patriotismo".

El mandatario ha asegurado que su política exterior está guiada "por resultados, no por ideología", y que consiste en un "realismo de principios, basado en objetivos, intereses y valores compartidos".

También ha opinado que los países de la ONU no pueden ser "espectadores de la historia" y ser "complacientes" ante el problema del terrorismo y de "un pequeño grupo de regímenes rebeldes" como Corea del Norte, Irán y Venezuela.

"Si los muchos honestos no se enfrentan a los pocos malvados, entonces el mal triunfará", ha advertido para concluir tras 45 minutos de intervención.

ESPACIO ECO