POLÍTICA
16/10/2017 10:37 CEST | Actualizado 16/10/2017 11:02 CEST

La CUP, indignada por la carta de Puigdemont a Rajoy

Critican su mensaje y su contenido e insisten en que se debe proclamar la república.

La diputada de la CUP Mireia Boya.
EFE
La diputada de la CUP Mireia Boya.

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya ha criticado el contenido de la carta de Puigdemont a Rajoy: "La CUP habría hecho una carta muy diferente". Y ha insistido en proclamar ya la república.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Boya ha insistido en reactivar la declaración de independencia suspendida por Puigdemont, que considera la única manera de que el Gobierno central se prestará a dialogar.

"Negociar siempre y todo, pero una vez se nos reconozca como sujeto político, una vez hayamos proclamado la república", ha concluido la diputada anticapitalista, que también ha criticado la forma con la que Puigdemont ha redactado la respuesta.

El partido asegura que desconocía el contenido de la misiva, y lamenta que no se la haya consultado: "La CUP ha demostrado la suficiente seriedad como para ser partícipe de una respuesta tan trascendental como esta".

Además, ha asegurado que, desde el martes pasado antes del pleno del Parlament, Puigdemont no se ha reunido con la CUP: "Ha habido encuentros con JxSí y con algún miembro del Govern, donde se ha hablado de las grandes líneas", pero no del contenido preciso de la carta.

"Ha sido todo muy hermético", ha criticado Boya, que ha asegurado que su grupo formuló alguna propuesta que no se ha incluido en la redacción final del texto.

Boya ha reiterado que su partido propondrá un pleno monográfico en el Parlament para "proclamar la república" esta semana o la siguiente, y ha vaticinado que el Gobierno central no ofrecerá diálogo.

La diputada de la CUP ha replicado al Govern y JxSí que la "unidad" del independentismo pasa por reactivar la declaración de independencia, no por frenarla dos meses más, que es lo que propone Puigdemont en su carta para dialogar con el Estado.

EL HUFFPOST PARA ENDESA