POLÍTICA
14/02/2018 13:07 CET | Actualizado 14/02/2018 13:38 CET

Boya declara en el Supremo que la DUI no era "cosmética" y buscaba efectividad real

El juez Llarena la deja en libertad al no solicitar el fiscal medidas cautelares.

La exdiputada de la CUP Mireia Boya ha asumido ante el Supremo que la declaración unilateral de independencia (DUI) no fue "cosmética", sino que buscaba una efectividad real, tras lo cual el juez Pablo Llarena no ha adoptado ninguna medida cautelar contra ella porque no lo ha solicitado el fiscal.

Según fuentes de la acusación ejercida por VOX, Boya, a preguntas del magistrado, ha asumido que la declaración de independencia unilateral buscaba una efectividad real para cumplir "el mandato" de sus bases.

Boya ha llegado al alto tribunal pasadas las 10.30 horas, donde ha sido recibida por una delegación de diputados de ERC y un centenar de simpatizantes llegados de Barcelona y Lleida y ha declarado ante el juez durante aproximadamente una hora y cuarto.

Ninguna de las acusaciones ha solicitado contra ella el ingreso en prisión ni ninguna medida cautelar, han informado fuentes jurídicas. Unicamente ha contestado al juez Llarena y a su propio abogado.

"No estás sola"

La exdiputada entró en la sede del Supremo pasadas las diez y media de la mañana mientras compañeros de la CUP le gritaban frases de ánimo como "no estás sola" y entonaban cánticos por la independencia.

El juez instructor amplió en un auto del pasado 22 de diciembre la investigación, que se dirige ya contra un total de 28 personas por los delitos de rebelión, sedición y malversación por su participación "especial y destacada" en el proceso independentista.

Esta decisión la tomó tras conocer el informe de la Guardia Civil en el que se señala que, entre otros, la presidenta del grupo parlamentario de la CUP -sin citar el nombre de Boya- habría formado parte del Comité Estratégico citado en un documento llamado 'Enfocats' para declarar unilateralmente la independencia de Catalunya. Dicho documento 'Enfocats', una especie la hoja de ruta para la creación de un nuevo Estado, fue incautado en el domicilio de Josep Maria Jové, número dos del exvicepresidente Oriol Junqueras.

En el citado Comité Estratégico se encontraban estos seis investigados junto a otros imputados en la causa como el expresidente de Catalunya Carles Puigdemont -en Bruselas (Bélgica); el exvicepresidente Oriol Junqueras; el expresidente de la ANC Jordi Sànchez; el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart -los tres en prisión-, y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y el exmiembro de la Mesa Lluís Maria Corominas (PDeCAT).

ESPACIO ECO