POLÍTICA
21/02/2018 12:30 CET | Actualizado 21/02/2018 13:33 CET

El PP considera que la huelga feminista es "insolidaria" y "elitista"

El partido defiende que la huelga "apuesta por el enfrentamiento entre hombres y mujeres".

El PP considera que la huelga convocada el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer es "insolidaria" y "elitista" y cree, incluso, que "apuesta por el enfrentamiento entre hombres y mujeres".

En un argumentario que ha elaborado para justificar su negativa a respaldar este paro, el partido de Mariano Rajoy señala que "la igualdad no es algo de mujeres" sino "un asunto de todos" y cree que la "igualdad real" sólo se logrará cuando se alcance el "equilibrio".

Y por equilibrio entienden que los hombres ocupen ámbitos en los que antes sólo había mujeres, del mismo modo que las mujeres han empezado a ocupar espacios en los que antes sólo había hombres.

"Solo pueden hacer huelga aquellas personas que tengan un empleo"

La convocatoria, dice el PP es por un lado "elitista" porque "sólo pueden hacer huelga aquellas personas que tengan un empleo" y por otro "insolidaria" porque no la pueden hacer las autónomas que no cierran su negocio ni quienes "en soledad" cuidan a personas mayores.

Se pregunta por ejemplo cómo puede la presidenta andaluza, Susana Díaz, sumarse a la huelga cuando en esa comunidad la tasa de desempleo femenino es la más alta de España.

Incluso, el PP considera que la huelga pretende "romper" con el modelo de sociedad occidental, que ha permitido que en España trabajen "más mujeres que nunca" o que el país esté, por ejemplo, a la cabeza en presencia de mujeres en sus parlamentos.

También ve una de "frivolidad e irresponsabilidad" que en la huelga se haga un uso "partidista" de la violencia de género justo después de firmarse el pacto de Estado sobre este asunto.

"No se puede poner en riesgo lo que ha supuesto meses de trabajo y generosidad por parte de todos para dar un mensaje de unidad y confianza a las mujeres que sufren la violencia machista", dice el PP.

El argumentario concluye con un llamamiento a "no crear debates absurdos que contaminan la consecución de la igualdad real".

Recuerda el "portavozas"

Y recuerda así la expresión "portavozas" que utilizó la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, para señalar que estas discusiones "intoxican" la búsqueda de la igualdad real y no son más que "campañas que en lugar de aportar en la consecución de la igualdad real, generan discrepancias absurdas que intoxican el verdadero reto que tenemos por delante".

"Tan femenina es la letra 'a' como cualquier otra letra del abecedario", dice el PP, que concluye que "falsos debates gramaticales no hacen a las mujeres más libres ni producen los cambios necesarios".

Todo en un texto que incluye también mensajes positivos, al referirse a algunos "logros conseguidos" y citar los compromisos para "eliminar las barreras que todavía encuentran las mujeres" para conseguir esa igualdad real en su día a día.

Además de subrayar que el "objetivo número 1 de las políticas de igualdad" es erradicar la violencia de género", el PP habla entre sus retos de seguir creando empleo femenino o trabajar por la promoción de la mujer en el ámbito laboral. Y puesta por la "corresponsabilidad", con políticas de igualdad destinadas a hombres.

Habla así de flexibilización de horarios, teletrabajo, más servicios de apoyo a las familias como guarderías o centros de día de mayores y mas ayudas a las trabajadoras autónomas.

Recuerda por otro lado sus compromisos para reducir la brecha salarial, con propuestas como un cambio en el Estatuto de los Trabajadores que obligue a la transparencia sobre los sueldos y permita auditorías salariales en empresas grandes.

Argumentario del PP sobre la huelga convocada el 8 de marzo by El HuffPost on Scribd

ESPACIO ECO