POLÍTICA
22/02/2018 21:42 CET | Actualizado 22/02/2018 21:42 CET

Malos tiempos para la libertad de expresión en España

14 veces en las que este derecho se ha puesto en duda en España.

EFE

Esto es lo que dice el artículo 20 de la Constitución sobre los derechos fundamentales y las libertades públicas:

1. Se reconocen y protegen los derechos:

a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

c) A la libertad de cátedra.

d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.

4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

Los hechos sucedidos en los últimos días han puesto en cuestión este derecho constitucional y han provocado que muchos se pregunten hasta qué punto se están vulnerando nuestras libertades.

Entre quienes se lo preguntan, la organización Amnistía Internacional, que en su último informe sobre los derechos humanos en el mundo, afirma que en España se ha restringido la libertad de expresión, especialmente tras el 1-O.

En su documento, la ONG critica que las autoridades españolas hayan presentado cargos "contra personas que habían expresado opiniones que no constituían incitación a cometer un delito de terrorismo y que se inscribían entre las formas de expresión permisibles con arreglo al derecho internacional de los derechos humanos".

Amnistía Internacional y 'The New York Times' han criticado el retroceso de libertades que se está dando en España

Según esta organización, la Ley Mordaza o la Ley de Seguridad Ciudadana han servido para imponer sanciones administrativas que "podían constituir restricciones ilegítimas del derecho a la libertad de expresión, de reunión pacífica y de información".

A esto se ha unido el repaso que The New York Times ha dado a España en una crónica sobre la censura en ARCO que comienza de la siguiente manera: "ya sea por ley o intimidación, España se ha convertido en un país donde los riesgos para la libertad de expresión han crecido sigilosamente en los últimos años".

En una entrevista en la Cadena SER, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha respondido al informe asegurando que "la libertad de expresión en España está más que garantizada" y que de la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana "no se puede deducir que se produzca un atentado a la libertad de expresión".

Ifema retira la obra 'Presos Políticos' de ARCO

Es la última polémica. ARCOMadrid 2018 ha decidido este miércoles retirar la serie de 24 fotografías del artista madrileño Santiago Sierra titulada Presos Políticos en la España Contemporánea.

Entre los rostros que aparecían colgados estaba el de Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat y actualmente en la cárcel, o los jóvenes detenidos por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra).

Tras la decisión de ARCO, la alcaldesa de Madrid ha anunciado que no acudirá a la feria en protesta por la censura de esta obra.

El presidente de Ifema se disculpó por lo sucedido: "No quisimos ejercer censura".

Prisión para Valtonyc por sus letras contra la Corona

Un día antes, el 20 de febrero, el Tribunal Supremo confirmaba la condena de tres años y medio que la Audiencia Nacional había impuesto unos meses antes al rapero José Miguel Arenas Beltrán, Valtonyc, por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona en las letras de sus canciones.

Los jueces consideraron que las canciones que escribió este joven incluían expresiones de apoyo y alabanza a los GRAPO y a ETA, además de amenazas contra la Corona y sus familiares.

"Los referidos contenidos no quedan amparados por la libertad de expresión o difusión de opiniones invocada por el acusado y su defensa", argumentaba la sentencia de la Audiencia.

El secuestro de 'Fariña'

Entre las dos noticias anteriores apareció la de la decisión de una jueza de Collado Villalba que ordenó el secuestro del libro Fariña, escrito por el periodista Nacho Carretero, como medida cautelar a petición de José Alfredo Bea Gondar, exalcalde de O Grove (Pontevedra), que demandó al autor por vulneración de su derecho al honor.

El exregidor aparece en el libro citado por supuestos vínculos con el narcotráfico gallego, razón por la que demandó hace años a Carretero. En ediciones posteriores de la obra, el autor incluyó una corrección al párrafo donde aparece el político, asegurando que fue absuelto por el Tribunal Supremo.

Lejos de lograr su objetivo, la noticia del secuestro de la obra, para la que el exalcalde debía depositar 10.000 euros, hizo que las ventas del libro se dispararan.

FARIÑA

Condenado por un montaje sobre Cristo

Un montaje con la figura de Cristo le costó la condena (y no precisamente divina) a un joven de 24 años de Jaén que debió pagar 480 euros por un delito contra los sentimientos religiosos.

Lo que hizo el joven fue sustituir el rostro del Cristo de la Amargura, conocido en la Semana Santa de Jaén como El Despojado, por el suyo propio.

El juez que condenó a este chico rebajó la pena respecto a lo que reclamaba la Fiscalía, que pedía 2.160 euros sustituibles por 180 días en prisión en caso de impago.

DIARIODEJAEN.ES

Los titiriteros encarcelados por enaltecimiento

Si hay un caso que indignó a la opinión pública fue el de los dos titiriteros que fueron encarcelados en febrero de 2016 por un espectáculo realizado en Madrid en el que las marionetas sacaban una pancarta que ponía "Gora Alka-ETA".

Salieron de prisión cuatro días después y su caso fue archivado al año siguiente.

Sin embargo, su caso llegó a tal punto que, mientras estaban en prisión los titiriteros, en Ourense, durante el carnaval, la Policía Nacional llegó a identificar a un joven que se disfrazó de titiritero y que portaba la famosa pancarta con el "Gora Alka-ETA".

Además, dos asociaciones se querellaron contra los actores Alberto San Juan y Gloria Muñoz por representar en Madrid la obra por la que fueron encarcelados los titiriteros. Finalmente, las querellas fueron desestimadas.

Poca broma con Carrero Blanco

Como decía uno de los protagonistas de Pulp Fiction, la justicia "no tiene sentido del humor" para ciertas cosas. Es el caso de quien fuera presidente del Gobierno franquista Carrero Blanco, asesinado por ETA el 20 de diciembre de 1973.

Cassandra Vera fue acusada de enaltecimiento del terrorismo por varios chistes en Twitter sobre el atentado por los que la Fiscalía pedía para ella dos años y medio de prisión.

Chistes como "ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial"; "Elecciones el día del aniversario del viaje espacial de Carrero Blanco"; o "Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella".

No queremos ni imaginarnos qué haría la Fiscalía con este vídeo:

Investigado un drag queen por vestirse de virgen y Cristo crucificado

Sí sabemos lo que hizo en el caso de Borja Casillas, cuyo nombre artístico es Drag Sethlas, y que fue investigado en marzo del 2017 por su actuación durante los carnavales de Las Palmas de Gran Canaria.

Su pecado: disfrazarse de virgen y de Cristo crucificado, lo que le costó una demanda por un supuesto delito de ofensa a los sentimientos religiosos a petición de la Asociación de Abogados Cristianos.

Por suerte, en diciembre de ese mismo año la jueza decidió archivar la causa al no apreciar "delito de odio" por parte de Casillas.

Qué cruz para El Intermedio

"El Valle de los Caídos alberga la cruz cristianamás grande del mundo, con 200.000 toneladas de peso y 150 metros de altura, el triple de lo que mide la torre de Pisa. Y eso es porqueFranco quería que esa cruz se viera de lejos; normal, porque quién va a querer ver esa mierda de cerca".

Este chascarrillo pronunciado por el humorista Dani Mateo en El Intermediole costó la querella de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos que fue admitida y que llevó a juicio a El Gran Wyoming y al propio Mateo.

Tras la vista, el juez decretó el archivo definitivo de la denuncia asegurando que "no se cumple ni siquiera el elemento objetivo de tipo penal". Además, el magistrado argumentó que las palabras de Mateo tuvieron "un marcado carácter satírico dentro de un programa de humor en torno a noticias de actualidad". "La sátira, por sí sola, no está prohibida", agregó.

Más humoristas investigados

La publicación satírica Mongolia también fue investigada por el cartel de su musical Mongolia 2.0 en el que anunciaban la actuación que tenían prevista para la ciudad de Cartagena (Murcia).

En él aparecía la Virgen María con la cara de Donald Trump y Cristo con el rostro de Hillary Clinton.

La denuncia del vicepresidente de dos representantes de la Agrupación de Nuestro Padre Jesús Nazareno, uno de ellos, concejal del PP en la región, hizo que la Fiscalía y el juez de guardia de Cartagena analizaran la querella por supuesto delito contra los sentimientos religiosos.

El caso de César Strawberry

El cantante del grupo de rap metal Def Con Dos, César Strawberry, fue detenido en mayo de 2015 en el marco de la Operación Araña III en el que la Guardia Civil arrestó a una veintena de personas acusadas de enaltecer el terrorismo.

Tras prestar declaración por el contenido de unos tuits en los que decía "añorar a los GRAPO", Strawberry quedó en libertad. Pero su calvario no terminó ahí.

Dos años después y pese a que la Audiencia Nacional le absolvió alegando que sus manifestaciones en Twitter no encajaban en la apología del terrorismo ni provocaban discurso de odio, la Fiscalía recurrió la sentencia ante el Supremo, que terminó condenándole a un año de prisión.

ETA+PP, mal asunto

Otro humorista que fue imputado y juzgado por su obra fue Facu Díaz, que protagonizó en La Tuerka News un sketch en el que aparecía con un pasamontañas, junto a un marco con la fotografía de Francisco Granados y leía un comunicado en nombre del PP en el que anunciaba el cese de "su actividad armada".

Una denuncia de la organización Dignidad y Justicia hizo que Díaz tuviera que declarar en enero de 2015 en la Audiencia Nacional. Ese mismo día el juez archivó la causa.

El eterno caso Zapata

Si hay un caso que ha dado vueltas y vueltas es el del exconcejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata, cuyos chistes sobre Irene Villa en Twitter le han supuesto un verdadero dolor de cabeza.

De poco sirvió que Zapata, que dimitió por la polémica, explicara que todo estaba enmarcado en un debate sobre el humor negro. Ni que la propia Irene Villa lo exculpara.

Zapata fue imputado en junio de 2015 y, desde entonces, la causa se ha archivado varias veces y se ha vuelto a reabrir otras tantas.

Finalmente, en noviembre de 2016 fue absuelto.

El ministro que señala a tuiteros

Tras la repentina muerte del fiscal general José Manuel Maza en Buenos Aires, algunos usuarios de Twitter publicaron mensajes mofándose de su fallecimiento.

Algo que no gustó nada al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien hizo captura de varios mensajes del usuario @Berlustinho junto al siguiente tuit: "Mofarse de la muerte de una persona es algo mezquino, cruel e intolerable. No hay impunidad para los insultos y el odio en las redes sociales".

El Supremo advierte: retuitear puede ser delito

En noviembre de 2017, el Supremo advirtió, en una sentencia a un tuitero, de que retuitear mensajes o imágenes de apoyo a ETA o de homenajes a terroristas puede ser considerado delito de enaltecimiento del terrorismo.

Según el Alto Tribunal, el tipo penal no exige "que el acusado asuma como propio, razone o argumente la imagen y su mensaje, ni tampoco que sea el que lo haya creado; basta que de un modo u otro accedan a él, y le den publicidad, expandiendo el mensaje a gran cantidad de personas".

Normal que muchos tuiteros se hicieran la misma pregunta:

Por todo esto te preguntamos: ¿crees que se ha restringido la libertad de expresión en España durante el último año?

EL HUFFPOST PARA HONEST