TENDENCIAS
09/03/2018 18:45 CET | Actualizado 13/03/2018 16:26 CET

Izal: "Cuando te dedicas a algo 24 horas, por mucho que te guste, tienes que desintoxicarte"

El quinteto presenta 'Autoterapia', su último trabajo de estudio.

AMAYA VILLAR NAVASCUÉS

Llevan ocho años de trayectoria a las espaldas, su nombre no deja de sonar en los principales festivales de música independiente y se han convertido en un referente dentro de la llamada escena indie nacional. Izal ha vuelto después de un año de descanso para presentar Autoterapia, su quinto trabajo de estudio. Empiezan su promoción en una jornada lluviosa en Madrid, van con prisas, pero se paran a mirar la tele y a comprobar que todo sigue igual. Salen "los malos" de los que hablan en sus canciones y de los que dicen que hay demasiados. Sobre El Pozo, su primer single de este trabajo, aseguran que no tiene un protagonista concreto.

AMAYA VILLAR NAVASCUÉS

Ninguno de sus cinco miembros, Mikel Izal (voz y guitarra), Alejandro Jordá (batería), Emmanuel Pérez (bajo), Alberto Pérez Gato (guitarra) e Iván Mella (teclados), es de Madrid, aunque sea su segunda casa. Todos los izales, como ellos mismos se llaman, son de un lugar distinto. Eso sí, todos coinciden en que "hay que actuar". En la política, mediante el voto y, en el feminismo, mediante la educación. Su terapia lejos del activismo es la música y su Autoterapia, que vio la luz el 9 de marzo, el resumen de un año sabático.

¿Qué es para vosotros Autoterapia?

Mikel Izal:Autoterapia sigue la tradición de los anteriores de titular un disco con el tema de una canción. En este caso, me di cuenta después de hacer las composiciones que es un disco escrito para mí, en primera persona del singular, que trata sobre cómo ser feliz y las formas de hacerlo. El título ya estaba puesto para este tema y me pareció un buen resumen para el resto del trabajo, sin generalizar, porque no todo el disco gira en esta línea, pero sí un gran porcentaje.

¿Y cuál sería vuestra mejor terapia?

Alejandro Jordá: Para mí la música, y creo que para todos. Es algo que nos ha cambiado mucho la vida. Es verdad que nuestra Autoterapia podría ser todo el tiempo que estamos trabajando en un proyecto como este en el que siempre estamos debatiendo cuestiones o discutiendo cualquier cosa. Lo de ser autoeditado se extiende a que estás todo el día en esto, ya no solo a la música, sino a todo lo que conlleva y eso también es bastante Autoterapia, ya que nos hemos vuelto bastante locos (risas).

¿En qué os ha facilitado el trabajo el no tener que depender de un sello discográfico?

Mikel: Libertad. Creo que esa es la palabra. Este disco sale en marzo, que es una fecha que te "obliga" a presentarlo en festivales, con las limitaciones que esto conlleva, pero es una suerte poder decidir cuándo el disco está perfecto. Y no saber nada de los estándares de mercado, que ni entendemos, ni queremos entender. Solo importa cuándo está preparado para sacarlo.

Vamos eligiendo nuestro camino y también vamos invirtiendo en él. Al final gran parte de lo que entra se revierte en escenografía, en grabar el disco de tu vida y en otros gastos que hay. Los aciertos son nuestros, al igual que los errores y eso también es una forma de llevar tu proyecto de una manera muy personal. Te implicas a tope y te ilusiona más cada logro si sabes que ha sido un equipo muy reducido de personas el que lo ha llevado a cabo: una familia.

¿Por qué crees que es una desgracia presentar el disco en festivales?

Mikel: Digo por desgracia por las limitaciones logísticas. Un festival no nos permite exhibir todo lo que haremos en una gira, pero para eso tenemos escenógrafos espectaculares que nos ayudan a hacer un diseño en dos fases. Otra limitación de los festivales es el tiempo, el compartir escenario con muchas bandas y no tener la tranquilidad de llegar a tu sala o pabellón el día del concierto o el día antes y probar durante cuatro horas.

Una concentración mueve conciencias, pero no cambia nada"Mikel Izal

¿Cómo veis la burbuja de festivales que existe ahora mismo en España?

Mikel: Mientras haya gente que vaya, ¿qué más da? Parece que queremos anticiparnos al problema o prever un problema que no hay. ¡Joder, qué agoreros! ¡Qué ganas de desear que llegue el mal! Hay un montón de gente gastándose el dinero de sus vacaciones en ir a un festival, en música en directo, haciendo un turismo de mucha más calidad del que puede ser comprar alcoholy quedarse en un apartamento bebiendo como hacen muchos jóvenes. Ahora van a un festival, a escuchar música, cada uno a su manera, pero hay un montón de gente supersana, superfeliz, escuchando siete horas diarias de música.

¿Qué hay muchos? Será que hay mucha gente yendo. Otros no sobrevivirán, eso es verdad, pero ahí entra la excelencia de cada festival: los servicios, los baños, la comida, el emplazamiento... Cada uno tiene que dejarse el resto para que el suyo sobreviva.

AMAYA VILLAR NAVASCUÉS

Alejandro: Es verdad que los festivales han hecho mucho por la música en directo y hace que las salas o los recintos grandes puedan ser más grandes y ser ocupados. Lo que sí es verdad, es que la gente tiene que distinguir lo que es un festival y lo que es un concierto propio en una sala o un pabellón. El festival es un escaparate donde se muestra un 60% y en un concierto se da todo. A partir de ahí, ¡vivan los festivales! Han ayudado a que salgan muchos grupos y a darse a conocer.

Alberto Pérez Gato: Creo que si hay burbuja en los festivales caerá por su propio peso. No será como la burbuja inmobiliaria que es un bien de primera necesidad, que tiene que intervenir el Estado y donde hay muchísimos más factores. Si un festival va mal, el año que viene no se hace porque el promotor no va a querer hacerlo.

Con la gira de Copacabana no parasteis. Llenásteis el WiZink Center de Madrid y pasásteis por prácticamente todas las ciudades de España. ¿Qué habéis aprendido?

Gato: Que hay que parar (risas). Que hay que parar en algún momento y eso es una de las sabias decisiones que tomamos tras Copacabana, más que nada por nuestra salud mental. Cuando te dedicas a algo 24 horas, por mucho que te guste, tienes que desintoxicarte.

La política no es el fútbol, no se es de un equipo porque tu padre lo era de pequeño"Alberto Pérez 'Gato'

En vuestras canciones hay muchos malos, persecuciones y huidas. ¿Por qué?

Mikel: Hay tantos malos porque los hay en la vida. El ser humano es imperfecto por naturaleza. Algunos más que otros, cada uno tiene su poder para ejercer la maldad. En general, vivimos tiempos en los que hay que ser críticos con el Gobierno porque decide la vida de muchas personas y el arma que nos queda es la urna. El otro día alguien me preguntaba en Instagram que cómo podíamos cambiar lo que nos rodea. Tío, es una democracia, la urna es tu arma. Todo lo demás está dirigido a cambiar un voto. Una concentración mueve conciencias, pero no cambia nada. Hay que votar, hay que ser críticos con el partido.

Para empezar no habría que ser de ningún partido. Mira con qué estás indignado y mira quién puede ser el que mejor puede combatir lo que tú crees. Utiliza tu voto. No heredes el voto de tu familia. Por ahí van los tiros y los de El Pozo también. Hay un montón de gente del mundo de la política que te hacen sonrojarte del mundo que estás viviendo, que meten la mano en la caja... Cosas ya absolutamente objetivas, no ya de ideología, porque las ideologías son respetables en el momento en el que respeten los derechos fundamentales de las personas. Pero hay cosas indiscutibles: te están robando, tanto a ti como al que tiene menos, como al que no tiene nada. Joder, muévete, haz crítica, mira qué hacen unos y otros... No todos los partidos políticos son iguales.

Gato: La política no es el fútbol, no se es de un equipo porque tu padre lo era de pequeño y disfrutabas viéndolo con él. Esto es una cuestión de ideología, cuando creas tu pensamiento y tu propia identidad tienes que elegir qué es lo que piensas tú, no lo que te venga de herencia.

Y si tuvieseis que elegir un malo al que dedicarle El Pozo, ¿cuál sería?

Mikel: Hay tantos para elegir. Esa es la mala noticia. Muchos para combatir. No nos vamos a meter a particularizar. No lo hacemos nunca con los temas, a mí me seduce la idea de que cada uno busque su malo particular en nuestras canciones. Supongo que cada uno tendrá en su cabeza uno o varios.

Presentáis vuestro disco en la semana en la que se celebra el Día Internacional de la mujer, ¿cómo veis la situación de las mujeres dentro de la industria?

Mikel: Es un tema que digas lo que digas casi es difícil no ofender a nadie porque hay susceptibilidades a flor de piel. Yo voy a dar mi opinión. Creo que se han ido dando pasos de forma natural partiendo de la base de la educación, creo que lo más importante es cómo piensan los chavales hoy en día y un movimiento como el 8 de marzo es importante para que un niño le pregunte a su padre "¿esto por qué?" y que le cuente que hay una injusticia, que una mujer puede ganar menos que un hombre en el mismo puesto de trabajo. Entonces que el niño se dé cuenta de la situación y de que por eso se produce el movimiento.

La cultura de antes no es la de hoy. Los padres no tienen el mismo discurso que los abuelos y los abuelos no tienen el mismo discurso que los bisabuelos, con grandísimas excepciones. Seguro que hace 200 años había gente que tenía clarísimo que todos éramos iguales. Como todavía no somos todos, me parece totalmente lícito que se haga un movimiento que busque la igualdad.

Han pasado ocho años desde que publicasteis Teletransporte, vuestro primer EP. ¿En qué se ha reinventado ese Izal?

Emmanuel: Somos otra banda, hemos hecho Teletransporte. Literal (risas).

Iván Mella: Creo que hemos intentado reinventarnos, dar lo mejor en cada disco. No reinventarse porque eso es casi imposible. Pero sí reciclarse en los aspectos que creemos que estábamos cayendo en lo mismo. Lo que más hemos hecho ha sido jugárnosla, instrumentalmente creo que Autoterapia es un disco más arriesgado. El sonido general es lo que hemos sido siempre, solo que con más medios, con más trabajo de estudio.

Si tuvieseis que relacionar cada disco publicado con una ciudad. ¿Cuáles serían?

Mikel: Magia y efectos especiales es Madrid, porque creo que lo compuse nada más llegar y marcó el inicio de los cinco izales. Agujeros de gusano esAranda de Duero (Burgos) por la grabación en los estudios Neo con José Caballero, estuvimos muy bien allí —comimos y bebimos muy bien— , nos hicimos muy amigos. Copacabana es Barcelona porque al final, donde grabas el disco es el lugar que se te queda porque pasas unos días muy intensos, de esos que se quedan grabados. Autoterapia es La casa Murada de Banyeres del Penedès (Tarragona), lo tenemos como una postal en nuestra mente.

Un movimiento como el 8 de marzo es importante para que un niño le pregunte a su padre "¿esto por qué?"Mikel Izal

AMAYA VILLAR NAVASCUÉS

Habéis grabado el disco en el corazón de Cataluña, tal y como estaba la situación política...

Alejandro: Estábamos alejados prácticamente de todo.

Iván: Quizás hay tanta sobreinformación en los medios y en las redes que te da una visión más grande de lo que es. Yo soy del País Vasco y en los años 80 con la kale borroka y demás mi abuela me decía cuando iba al pueblo que si tenía que ir con casco por la calle porque parecía que caían bombas por todas partes.

Mikel: Y en los 90 también pasaba.

Iván: Tú vas a Barcelona y no pasa absolutamente nada. La gente va a trabajar totalmente normal. Sí, hubo una intervención policial desafortunada el 1-O, pero nada más. Al final estábamos apartados del mundo.

Mikel: Sí, grabamos a 30 minutos de Tarragona y a 40 de Barcelona. Esto lo respondería mejor alguien de allí. Nosotros estuvimos en una casa rural con catalanes maravillosos: un chico que le amamos que es nuestro asistente de grabación es muy proindependentismo y otros que tenían un discurso más moderado, basado en que conviviésemos todos tranquilos y en paz. Al final los dos querían lo mismo, pero seguramente con otro orden político. Eso sí, cuando cogí taxis en Barcelona para mezclar el disco sí que era el monotema.

​​​​Iván: La culpa del monotema la tiene la presencia en la tele, si desde hace un año se habla de lo mismo 24 horas seguidas la gente cree que eso es lo que pasa.

Mikel: Lo triste es que eso afecte a la relación entre primos, entre amigos, que una noche como Nochevieja o Nochebuena se agrie por esta mierda. Eso es lo que no tendría que suceder en este país.

Si desde hace un año se habla de lo mismo 24 horas seguidas la gente cree que eso es lo que pasa"Iván Mella

¿Qué perspectivas tenéis con este nuevo trabajo?

Mikel: Los singles han sido increíbles. Nos preguntan mucho por redes si habrá una gira nuestra propia de presentación del disco. Sí que la habrá, pero llegará ya a comienzos del año que viene.

Alejandro: Estamos abrumadísimos porque no esperábamos en absoluto el efecto que iba a tener aparecer después de un año. Lo hemos flipado y estamos flipando porque se está multiplicando lo que pasó en Copacabana, que ya ahí estábamos abrumados. Ahora mismo nuestras expectativas son disfrutar todo lo que nos venga y verlas venir. Tenemos muchos festivales cerrados y eso ya es señal de que va a ir bien.

Mikel: Los temas nuevos lo que te dan son nuevos momentos en el escenario. Yo tengo ganas de ver cómo canta la gente el final de El Pozo, a lo mejor después es una mierda, pero bueno. Quiero que pasen cosas diferentes, modificar las dinámicas de canciones que hemos tocado muchas veces... No sé. Renovarte e ilusionarte otra vez.

Photo galleryFestivales de música 2016 See Gallery

JOHNNIE WALKER PARA EL HUFFPOST