TENDENCIAS
31/03/2018 17:54 CEST | Actualizado 31/03/2018 17:54 CEST

La estación espacial china caerá este domingo por la noche

La ESA afirma que se trata de una predicción extremadamente variable que se ve afectada por la cambiante actividad solar.

Reuters TV / Reuters

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha calculado este sábado que el laboratorio espacial chino Tiangong-1 entrará en la atmósfera en la tarde del domingo o en la madrugada del lunes, en una ventana centrada alrededor de las 01.25 horas del 2 de abril.

La ESA, que está administrando la campaña internacional de seguimiento de la caída del laboratorio, ha explicado en su página web que sigue siendo una predicción "extremadamente variable", que se ve afectada por la cambiante actividad solar.

Según la agencia, la probabilidad de que una persona sufra el impacto de un resto del laboratorio es diez millones de veces menor que la probabilidad anual de ser alcanzado por un rayo.

La ESA, que cuenta con un departamento especializado en basura espacial, recuerda que en un principio se planificó una entrada controlada de la nave en la atmósfera tras finalizar su vida útil, pero Tiangong-1 dejó de funcionar en marzo de 2016 y desde entonces está sin control en el espacio.

Puede caer en cualquier parte del planeta

Su entrada en la atmósfera, por tanto, será no controlada y, según los últimos cálculos, podría producirse entre los 43 grados de latitud norte y los 43 grados de latitud sur, lo que abarca buena parte del planeta. La incertidumbre sobre el lugar de la desintegración de la nave es una revolución orbital completa, de miles de kilómetros, según destaca la ESA, que incluye toda África, casi la totalidad de Suramérica, Australia, buena parte de Asia y el sur de Europa (incluyendo España, Italia y Grecia).

Por la experiencia de vigilar este tipo de operaciones, los expertos deducen que Tiangong 1 se desintegrará durante la reentrada en la atmósfera y que sólo algunas partes sobrevivirán al proceso y llegarán a la superficie terrestre que, recuerda la ESA, en gran parte está cubierta de agua o deshabitada.

Mucho más pequeño que otros

El cuerpo principal de la nave tiene 10,4 metros de longitud y está formado por dos cilindros de aproximadamente el mismo largo, junto a dos paneles solares de unos 3 por 7 metros cada uno.

Con menos de 8,7 toneladas métricas de masa, es mucho más pequeño que otros objetos que han entrado en la atmósfera de manera no controlada en la historia de los vuelos espaciales, con el récord en manos de Skylab, que tenía 74 toneladas.

Comunicado de la Agencia China de Vuelos Espaciales

La Oficina China de Vuelos Espaciales Tripulados (CMSEO, por sus siglas en inglés) emitió este viernes un comunicado alertando de que el módulo se encontraba a una altura media de 189,5 kilómetros de la superficie terrestre.

El Gobierno chino también aseguró el viernes que la posibilidad de que caigan restos del laboratorio espacial a la Tierra es mínima, ya que los expertos confían en que se desintegre por las altas temperaturas que genera el roce con la atmósfera.

"Hemos informado al departamento de Naciones Unidas para el espacio exterior sobre la fecha (aproximada) de reentrada, y aumentaremos los esfuerzos para coordinarnos con ellos de forma transparente durante el proceso", señaló el viernes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Lu Kang en rueda de prensa.

Si fuera necesario, también se contactaría con otros países u organismos, añadió Lu, quien aseguró que China "da importancia al asunto y lo trata de forma responsable, de acuerdo con las regulaciones" internacionales.

Proyecto de una estación orbital permanente china

El Tiangong-1, primer paso dado por China de cara a una estación orbital permanente propia. China lanzó en septiembre de 2016 su nuevo laboratorio espacial, el Tiangong-2, que acogió entre octubre y noviembre la primera misión tripulada con dos astronautas.

El gigante asiático tiene previsto comenzar en 2019 la construcción de una estación espacial compuesta por varios módulos, cuya conclusión está prevista para 2022.

ESPACIO ECO