INTERNACIONAL
02/04/2018 18:30 CEST | Actualizado 02/04/2018 19:38 CEST

Al Sisi arrasa en las elecciones de Egipto y el segundo puesto es para el voto nulo

La participación ha sido de poco más del 40%.

Amr Dalsh / Reuters
Un cartel de Abdel Fattah al-Sisi el El Cairo durante la jornada electoral.

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha sido reelegido para un segundo mandato con un 97,08 % de los votos en los comicios que se celebraron los pasados 26, 27 y 28 de marzo, frente a su único rival, Musa Mustafa Musa, según ha anunciado este lunes la Autoridad Nacional Electoral de Egipto.

La participación, tanto en el país como en el exterior, en las elecciones se ha situado en el 41,05 % (24.254.152 votantes), frente al 47,45 % de los comicios de 2014, en los que Al Sisi fue proclamado vencedor por primera vez.

El presidente de la comisión electoral, Lashin Ibrahim, anunció en una rueda de prensa que Al Sisi ha recibido 21.835.387 votos, mientras que Musa obtuvo 656.534.

Según el responsable de la comisión electoral, hubo un 92,73% de sufragios válidos y un 7,27% de papeletas que se clasificaron como nulas; es decir, 1.762.231 votos.

El segundo día de los comicios, la Autoridad Nacional Electoral amenazó con aplicar la ley que establece una multa de 500 libras egipcias (unos 28 dólares) a los que no acudieran a votar, en un intento de incentivar la participación, que se convirtió en la única preocupación del Gobierno actual.

"DESARROLLO Y ESTABILIDAD"

"Tengo la intención de lograr el desarrollo y la estabilidad, y proporcionar lo mínimo necesario para conseguir (los ingresos) para una vida de calidad" entre los egipcios, dijo el mandatario en un discurso transmitido en la televisión estatal tras el anuncio de su reelección.

Asimismo, Al Sisi subrayó el rol de las fuerzas armadas egipcias y la policía, "que acataron su promesa de ofrecer el máximo grado de seguridad a todos los egipcios", en un momento en el que Egipto se encuentra en estado de emergencia desde hace un año por los atentados terroristas que golpearon dos templos cristianos en el norte del país.

En ningún momento el presidente egipcio hizo referencia a la baja participación, la única preocupación del Gobierno, que se ha situado en un 41,05 % (24.254.152 votantes) frente al 47,45 % de los comicios de 2014, en los que Al Sisi resultó vencedor por primera vez.

NOTICIA PATROCINADA