NOTICIAS
20/05/2018 22:10 CEST | Actualizado 20/05/2018 22:38 CEST

El Real Madrid de baloncesto gana su décima Copa de Europa

Se impuso al Fenerbache turco por 85-80

REUTERS

El Real Madrid de baloncesto se ha impuesto al Fenerbache turco en la final de la Copa de Europa y logra así su décimo título continental.

Belgrado, la ciudad blanca, es esta noche más blanca que nunca después de la victoria de los de Pablo Laso, un equipo que no llegó ni por asomo con la etiqueta de favorito, pero que ha hecho prevalecer su experiencia y fiabilidad.

Un equipo que lleva años ganando ha sabido derrotar al todopoderoso CSKA y se ha impuesto al que era vigente campeón, el Fenerbache, en un partido que ha llegado a ir ganando por once puntos a falta de pocos minutos para el final.

Empezó mal el partido para el Madrid, que fue a remolque durante la primera parte del primer cuarto. Sólo Doncic, que probablemente ha jugado su última Final Four en Europa antes de irse a la NBA, sostenía al equipo hasta que la máquina dirigida por Laso comenzó a engrasar.

Ahí los blancos le dieron la vuelta a la tortilla hasta imponerse en el primer parcial por 21-17. Pero enfrente había un gran equipo que se recompuso y se fue al descanso por delante apoyado en sus estrellas, especialmente en Nicolo Melli.

Pero el tercer cuarto tenía un nombre propio: el del francés Fabien Causeur, máximo anotador esta noche con 17 puntos.

Su aportación desde el perímetro (tres de tres en triples), fue clave para que los blancos comenzaran el último cuarto con una renta de ocho puntos.

Una ventaja que se incrementó hasta los 11 a falta de cuatro minutos. Pero el Fenerbache luchó, los de Laso perdieron por faltas a Llull y a Doncic, y los turcos estuvieron a punto de amargarle la noche al Madrid.

Causeur falló dos tiros libres cuando el Madrid sólo ganaba por tres puntos pero, en el último lanzamiento, que lloró hasta salirse del aro, Trey Thompkins estuvo providencial cogiendo el rebote y anotando a tabla.

El Madrid se quedó entonces a cinco puntos, ventaja que mantuvo hasta el definitivo 85-80 que le da el décimo título continental al conjunto blanco.

Una hazaña histórica cuyo máximo responsable es Pablo Laso, un entrenador que, tras una década en el banquillo madridista, pasará a la historia del club.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST