INTERNACIONAL
30/05/2018 17:31 CEST | Actualizado 30/05/2018 18:18 CEST

El periodista ruso dado por muerto por Kiev reaparece y denuncia un plan ruso para asesinarle

Arkadi Babchenko es crítico con el Kremlin.

El periodista opositor ruso Arkadi Babchenko está vivo y no ha sido asesinado. Lo ha explicado él mismo en una rueda de prensa. Las autoridades ucranianas han conseguido frustrar un supuesto plan ruso para acabar con su vida, según ha informado este miércoles el jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), Vasil Hritsak. Este plan incluía que el propio Babchenko mantuviera el silencio ante el anuncio de que estaba muerto para tenderle así una trampa a su asesino.

El propio Babchenko ha comparecido ante la prensa en la misma conferencia, en la que ha agradecido la protección de las fuerzas de seguridad ucranianas. "Quiero pedir perdón por lo que han sentido. Yo he tenido que enterrar a mis amigos y colegas muchas veces", ha asegurado Babchenko desde la sede del SBU en la capital ucraniana.

El reportero ruso ha contado que un hombre iba a asesinarle y que ha sido arrestado gracias a una exitosa operación desarrollada por el Servicio de Seguridad de Ucrania.

REUTERS
Babchenko, en el centro, durante la rueda de prensa.

"Me gustaría informarles de que hace unas tres horas hemos detenido al organizador de este crimen en Kiev", ha desvelado Hritsak, precisando que la investigación sigue su curso y se están llevando a cabo registros en distintas partes, informa la agencia Interfax Ucrania.

Operación de propaganda

Las propias autoridades ucranianas habían informado el martes de que el periodista ruso Babchenko había sido asesinado en Kiev tras salir de su casa. Babchenko huyó de Rusia en febrero de 2017, después de que él y su familia recibieran amenazas.

Tras conocer que Babchenko sigue vivo y que no ha sido asesinado, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha asegurado que todo lo sucedido en las últimas horas ha sido una maniobra de las autoridades de Ucrania con fines propagandísticos, según informa la agencia Sputnik.