TENDENCIAS
14/07/2018 10:13 CEST | Actualizado 14/07/2018 10:14 CEST

No existe el 'pene normal', según los especialistas

Pese a lo que dicen los estereotipos, la edad, la raza y la altura no son indicadores del tamaño del pene.

Makidotvn via Getty Images

Lo de que los hombres pasan mucho tiempo pensando en su pene o con él es un estereotipo. Aunque eso no quiere decir que no haya que prestarle atención para prevenir problemas de salud sexual y de salud en general.

En cualquier caso: ¿tener pene te garantiza saber qué es y qué no es normal? ¿Acaso se puede saber lo que es normal, teniendo en cuenta lo mucho que puede variar de una persona a otra? Por otra parte, ¿cuándo está claro que sucede algo anormal que requiera un chequeo médico? A continuación se resuelven estas y otras dudas.

¿Cuál es el tamaño medio?

Según una encuesta de 2006, el 45% de los hombres está descontento con el tamaño de su pene, y a la mayoría de estos encuestados les gustaría tenerlo más grande. Sin embargo, los penes del rango medio ya son bastante grandes.

"Puede que no exista el pene 'normal', pero sí que existe el 'pene promedio", asegura el doctor Oliver Gralla, especialista en salud del hombre y autor de Happy Down Below, en declaraciones a la edición canadiense del HuffPost.

Getty Images/iStockphoto

Un estudio llevado a cabo por la revista especializada British Journal of Urology International con más de 15.000 hombres de todo el mundo descubrió que la longitud media del pene en estado flácido es de 9,16 centímetros y de 13,12 centímetros en erección. En cuanto a la circunferencia, la media en reposo es de 9,31 centímetros y de 11,66 centímetros en erección. La longitud se mide a lo largo de la cara interna del pene, desde la unión de la base del pene con el vientre hasta la parte superior del glande.

Además, el estudio desveló que los extremos son muy infrecuentes: solo el 5% tienen un pene de más de 16 centímetros en erección y solo el 5% tienen un pene de menos de 10 centímetros.

Los estudios, además, han demostrado que, pese a algunos estereotipos, la edad, la raza y la altura no son indicadores precisos del tamaño del pene.

De modo que el mito del pene superior es solo eso: un mito. Ya es hora de aceptar las variaciones de la naturaleza humana.

¿Pene de sangre o pene de carne?

Al parecer, se puede tener un pene de sangre —las paredes cavernosas son más estrechas, lo que lleva a unos depósitos de sangre más grandes o numerosos— o un pene de carne —con menos cavernas o más pequeñas—. Y no pasa nada por tener uno o el otro.

Un estudio de la revista Journal of Urology en el que participaron 80 hombres descubrió que no hay correlación entre el tamaño del pene flácido y en erección entre los penes de sangre y de carne, como tampoco existe relación con la edad de los sujetos. Un estudio turco llegó a una conclusión similar.

¿Qué es un micropene?

Un micropene es un pene bastante por debajo del tamaño promedio, unas 2,5 desviaciones estándar por debajo de la talla media. En otras palabras, puede considerarse micropene todo aquel que esté por debajo de los 7 centímetros.

Es una condición médica infrecuente, ya que solo se da en el 0,6% de las personas que nacen con pene y hay varias causas posibles.

En algunos casos, puede tratarse en la infancia mediante inyecciones de hormonas, pero no surte ningún efecto si el tratamiento comienza en adultos, ya que el crecimiento del pene se detiene tras la pubertad. Para los adultos, una solución puede ser la cirugía.

A las parejas no les importa.

La perspectiva desde la que los hombres ven su propio pene, mirando justo desde arriba, hace que parezca más pequeño en relación con cómo se ve de frente o de lado. Ese puede ser uno de los motivos por los que los hombres suelen sentirse más inseguros por su tamaño que sus parejas.

Un estudio reveló que el 85% de las mujeres estaban satisfechas con el tamaño del pene de su pareja, frente al 45% de los hombres que consideraban que tenían un pene pequeño. Otro estudio solicitó a las mujeres participantes que escogieran su pene perfecto mediante maquetas tridimensionales y la mayoría prefirió penes que solo sobrepasaban la media ligeramente: penes de entre 15 y 16 centímetros en erección.

No parece haber muchas investigaciones sobre la actitud de las parejas homosexuales en relación con el tamaño del pene, pero un estudio se dio cuenta de que los hombres que se acuestan con otros hombres son más propensos a preferir ser pasivos si consideran que tienen un pene por debajo de la media.

Los hombres que consideran que su pene está por encima de la media son más propensos a preferir ser los activos, mientras que los que estiman que tienen un pene medio prefieren ser versátiles.

Algunas cosas sí que son anormales.

Sí existen algunas señales anormales en lo referente a los penes. Si aparecen, es recomendable ir al médico, ya que pueden deberse a un problema de salud.

La disfunción eréctil es un problema que afecta a muchos hombres mayores, pero no solo a ellos. "Aunque es más común en hombres mayores, también los adolescentes pueden sufrir problemas de erección", advierte Oliver Gralla. Entre los jóvenes, la disfunción eréctil puede ser consecuencia de un problema psicológico, pero también puede estar causado por problemas médicos, como depresión clínica, o por los efectos secundarios de algún medicamento.

También hay otras anormalidades o síntomas que pueden indicar un problema de salud. "Erecciones dolorosas, placas palpables o ligeras desviaciones en la erección pueden ser los primeros síntomas de la enfermedad de Peyronie o IPP (induración plástica del pene)", añade el doctor Gralla. Este problema debe tratarse lo antes posible; así que ve al médico si notas alguno de los síntomas.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE