POLÍTICA
01/08/2018 10:32 CEST | Actualizado 01/08/2018 11:05 CEST

Juncker responde a Sánchez que los fondos para frenar la inmigración "son limitados"

Dice compartir la "sensación de urgencia" del Gobierno español, que el lunes le pidió "asistencia de emergencia adicional" para hacer frente a la llegada de pateras.

YVES HERMAN via Getty Images
Jean-Claude Juncker recibe a Pedro Sánchez en Bruselas, el pasado 24 de junio, en una reunión informal sobre inmigración.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha subrayado la necesidad de trabajar "más y con mayor rapidez" para hacer frente a la situación migratoria, pero ha advertido de que los recursos del Fondo Fiduciario de la Unión Europea (UE) para el norte de África "son, desgraciadamente, limitados".

En una carta remitida al jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, Juncker dice compartir la "sensación de urgencia" por la situación que se ha generado en España a raíz de las llegadas de inmigrantes por el Mediterráneo.

La Comisión, la Alta Representante de la UE para la Política Exterior y la presidencia semestral del Consejo, que corresponde a Austria, enviaron el pasado 25 de julio una carta a los Estados miembros para instarles a "alimentar" el fondo fiduciario "con importes que se ajusten a las expectativas reales", recuerda Juncker en la carta.

"Soy plenamente consciente de que las necesidades manifestadas por Marruecos exigen un esfuerzo financiero muy superior. Como bien sabes, los recursos del Fondo Fiduciario de la UE para el norte de África son, desgraciadamente, limitados", escribe el presidente del Ejecutivo comunitario.

Soy plenamente consciente de que las necesidades manifestadas por Marruecos exigen un esfuerzo financiero muy superior. Como bien sabes, los recursos del Fondo Fiduciario de la UE para el norte de África son, desgraciadamente, limitados

Juncker añade que el programa será objeto de un incremento presupuestario "en cuanto dispongamos de los fondos necesarios" y que seguirá siendo de cualquier forma "un asunto de máxima prioridad".

Esta es la respuesta de la CE al llamamiento que hizo el presidente español el lunes, cuando envió a su vez una carta a Bruselas pidiendo "asistencia de emergencia adicional" para hacer frente a los crecientes flujos migratorios. Una portavoz de la Comisión confirmó, entonces, que estaban estudiando la solicitud de Madrid y que se mantienen los contactos con Marruecos y continuarán con el "apoyo técnico y financiero" que proporciona al país a través de diferentes canales.

La solidaridad de Francia

Justo anoche, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, expresó hoy su solidaridad con España ante la creciente llegada de inmigrantes a sus costas y recalcó que la situación requiere una respuesta a nivel europeo.

"Solidaridad con España, que se enfrenta a otra llegada de inmigrantes. Es un reto europeo, las migraciones deben gestionarse a través de la cooperación entre europeos", dijo en un mensaje colgado en español y en francés en su cuenta oficial de Twitter.

Sánchez, un par de horas después, le respondió por la misma red social, destacando la unidad de Europa ante "amenazas comunes". "Europa Unida frente a amenazas comunes", reza el mensaje, en francés, del también líder socialista español.

El uso de la palabra "amenazas" por parte de Sánchez para referirse a la inmigración, por cierto, ha causado un importante escozor en las redes sociales, donde los internautas señalan que su discurso se contamina del alarmismo de la derecha.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Los datos

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) difundió ayer que el número de inmigrantes indocumentados que ha llegado en lo que va de año a España por la llamada ruta occidental del Mediterráneo ha superado ya a todo 2017. Según sus cifras, entre el 1 enero y el 29 de julio llegaron 22.858 inmigrantes, 750 más que en todo el año pasado.

La OIM da cuenta de 7.782 llegadas en este mes de julio, más que en ningún otro mes desde 2015, y solo desde el pasado día 25 alcanzaron la costa española 1.866 inmigrantes indocumentados.

ESPECIAL PUBLICIDAD