INTERNACIONAL
12/09/2018 07:17 CEST | Actualizado 12/09/2018 09:55 CEST

Por qué lo que hoy se va a hablar en el Parlamento Europeo te debería importar

El cambio de hora, los derechos de autor, el Brexit...

AFP

Arranca nuevo curso. Y la Unión Europea ya se sabe la lección. Toca reivindicarse, dejar claro que la UE no son sólo unas siglas, que no es algo alejado de las personas, que la "burbuja" de Bruselas y Estrasburgo no es tal... Y que, en definitiva, está ahí por y para los ciudadanos. Todo con vistas al examen del 26 de mayo de 2019, día en el que se celebrarán las elecciones europeas. Hay que conectar, demostrar y evitar que los populismos sigan siendo la opción que come más y más espacio a las instituciones que denigran. La UE afronta todo esto con una cuenta atrás, la de los menos de 200 días que quedan para que Reino Unido deje de ser parte del club de los 28. Bienvenidos al nuevo curso europeo.

Como todo nuevo curso que se precie, la UE cuenta con un buen acto de presentación que tiene nombre propio: Debate del Estado de la Unión. Lo ofrecerá este miércoles el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que protagonizará este discurso por última vez. Porque la UE está de estreno de curso, pero también dice adiós a esta legislatura. De ahí que se espere que las palabras de Juncker tengan cierto tono de despedida aunque, según han avanzado desde su gabinete, esto no implica que vaya a ser un final "suave". "Para la recta final estamos decididos a seguir una regla de oro: cuando se ejerce un mandato político, se empieza fuerte y se termina fuerte", advirtió días atrás su portavoz, Margaritis Schinas.

Para la recta final, estamos decididos a seguir una regla de oro: Cuando se ejerce un mandato político, se empieza fuerte y se termina fuerte

El titular del ejecutivo comunitario, de 63 años, desgranará desde Estrasburgo a partir de las 9 de la mañana sus propuestas para el último año de legislatura, siendo consciente de la progresión del populismo en la UE, y su discurso antiinmigrantes. Tendrá que lidiar también con una evidencia: la llegada de migrantes se ha reducido drásticamente desde el poco más de un millón que llegó a las costas europeas en 2015, pero la cuestión migratoria crea grandes tensiones entre las capitales de la UE, que no logran reformar el sistema común de asilo. Juncker lo sabe y no le importa "abroncar" y recordar los orígenes migrantes de los países europeos. Lo hizo en 2015, sacando los colores a más de uno, demostrando que no le importa elevar el tono cuando la situación lo requiere.

El SOTEU, como se conoce internacionalmente a esta cita con el presidente de la Comisión Europea, vendrá precedido de una jornada intensa. El día anterior, el Parlamento Europeo debatió sobre si abrir o no un proceso sancionador contra Hungría por la deriva autoritaria de su presidente, Viktor Orbán, y sobre la polémica ley de los derechos de autor. Porque sí, por si no lo sabías, en la UE se debate (y se decide) sobre temas que afectan a tu día a día, como esa ley sobre derechos de autor, sobre un Estado miembro en el que se están restringiendo libertades o sobre el cambio horario.

Frenar a las fuerzas extremistas

REUTERS
Imagen de archivo de Viktor Orbán

La Eurocámara discutió el martes con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, sobre si sus políticas suponen "un riesgo claro de violación grave" de los valores europeos, en un debate que se anuncia duro a unos ocho meses de los comicios europeos. Orbán, un dirigente de 55 años euroescéptico, antiinmigración y de estilo autoritario, encarna la ola populista que progresa en el bloque. A finales de agosto, ya escogió incluso su adversario principal en las elecciones europeas de mayo: el presidente francés, Emmanuel Macron.

Por lo tanto, este debate sobre Hungría sobrepasa las fronteras del país. Es una cuestión que afecta (y aterra) a la mayoría de los países miembro. A juicio del eurodiputado liberal Guy Verhofstadt, se trata de "apoyar la libertad y valores de la UE" o "capitular ante los populistas de extrema derecha". Así, independientemente del resultado, el debate puede avivar los meses previos a las elecciones europeas de mayo, que se celebrarán en un momento de auge de las fuerzas populistas y de ultraderecha en la UE, como en Italia, Austria o, recientemente, Suecia.

¿Todavía piensas que tu voto no es útil?

Brexit

AFP
Imagen de archivo del parlamento británico con las banderas de la UE y Reino Unido.

Sí, llevas desde el 23 de junio de 2016 escuchando hablar de esta palabra, con la que se hace referencia a la salida de Reino Unido de la UE. Pues, si nada cambia, el 29 de marzo de este 2019 esa marcha se hará efectiva y no habrá vuela atrás. Interesa, y mucho, la forma en la que se produzca ese divorcio. A estas alturas de la partida la balanza se inclina más del lado de una ruptura sin acuerdo, pese a que no es, precisamente, la mejor opción.

[Aquí puedes leer las fechas clave de los 200 días restantes hasta la salida de Reino Unido]

Juncker no podrá pasar por alto este tema en su discurso, tratando de tender puentes entre los 27 países que se quedan, demostrando que Unión es Unión. Y cómo se produzca ese divorcio afectará sí o sí a la vida de los miles de españoles que viven en suelo británico y viceversa. También queda por resolver la cuestión de Gibraltar... Así que, de nuevo, mucho british en este curso europeo.

Cambio de hora

REUTERS
Imagen de archivo de varios relojes.

Es, sin duda, uno de los temas estrella de la nueva legislatura. No se espera que se apruebe nada definitivo hasta después de las elecciones europeas, pero cómo se está gestando este cambio dice mucho del tipo de Europa en el que sus líderes creen. Respondiendo a una demanda histórica, la Comisión lanzó una encuesta en la que preguntaba a los ciudadanos si hay que acabar con el cambio de hora. Un abrumador 84% dijo 'sí'. 4,6 millones de personas votaron, hecho por el que Juncker no ocultó sus motivaciones: "La gente quiere que se haga, así que lo haremos".

Ahora la propuesta entra en el camino habitual para su aprobación: la mayoría de los Estados miembros tienen que dar su visto bueno por mayoría, y el Parlamento Europeo, que ya se ha manifestado a favor de la abolición, tiene que ratificar la modificación legislativa. Si todo avanza sin problemas, la medida estaría lista para entrar en vigor, aproximadamente, entre 2020 y 2021.

Copyright

REUTERS
Imagen de archivo de un ordenador con la página de la Wikipedia.

Un debate tan viejo como polémico. El Parlamento Europeo votará de forma definitiva sobre la reforma de la directiva de derechos de autor en el mercado único digital este miércoles, después de una primera votación truncada y tras despertar la polémica por parte de internautas, asociaciones y expertos como el creador de la 'World Wide Web', Tim Berners-Lee, sobre las consecuencias de una nueva legislación.

[Puedes leer más aquí sobre lo referido a esta votación]

La propuesta de 'copyright' se postuló en el año 2016 integrada dentro de la directiva sobre el mercado único digital, y la primera votación a su respecto tuvo lugar en el Comité de Asuntos Legales del Parlamento Europeo el 20 de junio de este año. En esta, se aprobó el borrador del texto de la propuesta, entre ellos los artículos más comprometidos, el 11 y el 13, los referentes al control del contenido por parte del propietario y a la responsabilidad de las plataformas sobre los archivos alojados en ella.

Después de esto, se fijó la votación en pleno de todos los eurodiputados que integran el parlamento para el 4 de julio, donde se rechazó la normativa con 278 votos a favor y 318 en contra, lo cual paralizó la iniciativa y se hizo necesario que volviera a pasar por el Comité de Asuntos Legales para realizar nuevas enmiendas.

Ahora el Parlamento Europeo votará la reforma de 'copyright' de forma definitiva este miércoles.

Más Unión

AFP
Imagen de archivo de un barco con migrantes cerca del Estrecho de Gibraltar.

Frente a los extremismos y la xenofobia, más Unión. En todos los sentidos. Ya el pasado mes de junio los mandatarios europeos urgieron a un mayor control de las fronteras y expulsión de migrantes, a aumentar la cooperación con África y a lograr una reforma del sistema de asilo. El brazo ejecutivo de la UE busca ahora plasmar en propuestas estas prioridades.

Según el diario Die Welt, Juncker propondrá en su discurso la extensión de las competencias de la guardia fronteriza común Frontex a la expulsión de migrantes. En julio, ya expresó su intención de aumentar los efectivos de esta agencia a los 10.000 para 2020, y no para 2027.

Y, cómo no, las elecciones europeas

Europa está preparada para algo evidente: tendrá que hacer frente a una campaña feroz de los euroescépticos. Si hace unos años el Ukip de Nigel Farage o el Frente Nacional de Marine Le Pen eran la excepción, ahora nada más lejos de la realidad. En Italia Matteo Salvini, en Austria Sebastian Kurz, en Hungría Viktor Orbán... Cada vez la lista crece más y más. Por el Parlamento Europeo ha desplegado una batería de medidas destinadas precisamente a detallar todo lobueno de permanecer en la UE.

No es extraño escuchar a líderes destacados, como el recién candidato a presidir la Comisión Europea, Manfred Weber, hacer bandera de su europeísmo: "Toda mi vida he vivido siendo ciudadano europeo, creo que hay que acabar con esta discusión de UE si o UE no y superar este debate cuanto antes".

ESPACIO ECO