POLÍTICA
12/09/2018 07:54 CEST | Actualizado 12/09/2018 12:51 CEST

Primer "cara a cara" entre Sánchez y Casado: "Ponga en orden Cataluña"

Es la primera sesión de control en el Congreso tras el parón de agosto y se celebra tras la dimisión de Carmen Montón como ministra de Sanidad.

La situación política y económica centrará este miércoles el primer "cara a cara" entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, en la primera sesión de control en el Congreso tras el parón de agosto y que se celebra tras la dimisión el martes de Carmen Montón como ministra de Sanidad. Al ser preguntado por su valoración de la situación política de España, Sánchez ha defendido que "siete años no se arreglan en cien días", pero que "la situación económica va mejorando".El tema central ha sido Cataluña, aunque también se ha hablado de la burbuja del alquiler y de transparencia.

No está en el orden del día, pero el controvertido máster de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, cursado en la misma universidad que el de Casado, ha estado flotando en el ambiente. El presidente ha señalado que ayer, con la dimisión de la ministra, perdió a una "amiga", y ha remarcado que su Ejecutivo eligió el "camino de la ejemplaridad" mientras que a otros "les cuesta", señalando a la bancada del PP.

"Llevo 102 días como presidente y ayer fue un día complicado en lo personal y difícil, porque he perdido una amiga como ministra que estaba haciendo una labor extraordinaria", ha recalcado Sánchez al responder al líder de Cs, Albert Rivera, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

EFE

Rivera se ha referido a la tesis doctoral del presidente, señalando que no se ha hecho pública y que "debería" hacerlo. Sánchez ha defendido que está publicada con respecto a la legislación.

"Siento que la llegada del Gobierno socialista haya supuesto un trauma, pero vaya acostumbrándose", replica Sánchez. "No se haga oposición a sí mismo. Hay muchas cosas que recuperar y otras tantas que conseguir".

Cataluña, Cataluña y más Cataluña

Pablo Casado ha pedido a Sánchez que "ponga en orden Cataluña" y le ha reprochado las ofertas de diálogo. "Siento que la llegada del Gobierno socialista haya supuesto un trauma, pero vaya acostumbrándose", le ha dicho Sánchez. "No se haga oposición a sí mismo. Hay muchas cosas que recuperar y otras tantas que conseguir".

EFE

A la pregunta de la diputada popular Bonilla, la ministra de Justicia Dolores Delgado, sobre su dimisión —por la defensa de Llarena en Bélgica—, la ministra socialista ha señalado que "no va a dimitir".

"No tenemos ansia de intervención sino de prevención"

Respecto a los policías en Cataluña, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido el envío de refuerzos de agentes antidisturbios coincidiendo con la Diada de Cataluña y el primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre. "No tenemos ansia de intervención sino de prevención", ha defendido este miércoles ante las críticas expresadas por ERC y PNV en la sesión de control en el Congreso.

Marlaska ha negado que los refuerzos de agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado respondan a una orden de "reprimir a nadie" y ha recordado que los entre 500 y 1.000 antidisturbios de Policía y Guardia Civil fueron enviados a Cataluña desde "el principio de lealtad de institucional". "Se puso en conocimiento en la Junta de Seguridad y no hubo ninguna crítica", ha dicho sobre la reunión bilateral celebrada el pasado 6 de septiembre, bajo la presidencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

EFE

El ministro del Interior ha defendido las competencias sobre el orden público que tienen la Policía y la Guardia Civil en Cataluña y País Vasco de acuerdo a la ley, incluyendo los estatutos de ambas comunidades autónomas que contemplan la intervención en caso de "auxilio y situaciones graves".

Respondía así a las críticas del diputado de ERC Gabriel Rufián, para quien el envío de antidisturbios "no tiene nada que ver con el diálogo". "No es un refuerzo, es una ocupación", ha dicho.

La política migratoria

Marlaska ha defendido este miércoles su política en materia de migración asegurando que es "decidida" y "coherente", basada en la "prevención" y en la "seguridad", teniendo en cuenta el "respeto a los derechos humanos de los migrantes" y el "fortalecimiento de la seguridad en las fronteras". "La política de este Gobierno es la que no existía en el anterior", ha apuntado.

En su intervención en el Pleno del Congreso, el ministro ha indicado que su departamento ha ampliado el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Algeciras (Cádiz) y el de en Motril (Granada); ha puesto en marcha una oferta de empleo para las oficinas de asilo; ha mejorado la coordinación en el Estrecho o ha realizado viajes a los países de origen y de tránsito en África.

Sin embargo, estas explicaciones no han sido suficientes para el diputado del PP, Carlos Rojas. "Miembros de su Gobierno han reconocido que la acogida del 'Aquarius' produjo un efecto llamada y abría la puerta a las mafias", ha apuntado Rojas, para indicar que, entonces, el Ejecutivo intentó 'rectificar' con el segundo barco. Además, ha criticado la ausencia de coordinación con centros de internamiento 'desbordados' y sin que se refuercen los cuerpos de seguridad en frontera.

"Vive otra realidad"

El diputado también se ha referido al anuncio de quitar las concertinas de las fronteras, que hizo el propio Grande-Marlaska, y le ha reprochado que hablara de este tema antes de buscar una alternativa porque, a su juicio, "cualquier laguna del Gobierno es una puerta a las mafias". Del mismo modo, le ha recordado las devoluciones sumarias que tuvieron lugar en la valla de Ceuta en agosto, y le ha recordado que cuando el PP llevaba a cabo esta práctica era criticada por el PSOE.

Para el ministro, Rojas "vive otra realidad". Sobre este último tema, sobre el que ya compareció en el Congreso, ha explicado que se produjo 'en términos de legalidad' y sobre unos migrantes que "atacaron" de forma violenta a los cuerpos de seguridad.

GTRES

Bajar el IVA "femenino" y no subir impuestos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha insistido en que el Gobierno no subirá impuestos a la clase trabajadora, ni a las clases medias ni a los autónomos y pymes, sino que buscará establecer una política fiscal "distinta", que pedirá esfuerzos adicionales "a las grandes corporaciones", bajará el IVA "femenino", abordará la fiscalidad verde, y gravará las transacciones financieras y otras que se desarrollan en Internet.

"Vamos a garantizar una política fiscal distinta. No se van a subir los impuestos a los que más han sufrido la crisis", ha subrayado Montero, que ha respondido al diputado popular que el Gobierno del PP subió en más de 40 ocasiones los impuestos.

El caso del Rey y Corinna

Montero ha negado también que el Gobierno haya dejado de investigar o de poner en conocimiento de las autoridades pertinentes posibles casos de corrupción, tras ser acusada por Podemos de no hacer nada ante las presuntas irregularidades de las que ha sido acusado el Rey emérito Juan Carlos I por la que fuera su amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

"El Gobierno de España siempre que conoce alguna situación que se desvía de la legalidad, siempre que conoce alguna irregularidad, evidentemente la investiga y la pone en conocimientos de aquellos que tienen que actuar. Si en algún momento eso se conociera, por supuesto este Gobierno actuaría", ha afirmado.

España debe salir "del brazo correctivo"

En cuanto al déficit, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha reiterado que España cerrará el año con un déficit público próximo al 2,7% del PIB, por lo que, al estar por debajo del 3%, saldrá del procedimiento de déficit excesivo. "España debe salir este año del brazo correctivo y pasar al brazo preventivo", ha dicho la ministra durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso en respuesta a una pregunta del diputado 'popular' Javier Ruano.

Calviño ha recordado que esta previsión de déficit del 2,7%, cinco décimas superior a la que había previsto anteriormente el Gobierno del PP, ya ha sido comunicada a Bruselas. "España tiene que reforzar su credibilidad y para eso tiene que basar sus previsiones en datos realistas y la previsión del 2,2% no es realista y no es posible", ha insistido. Para 2019, la previsión, ha recordado Calviño, es llevar el déficit público hasta el 1,8% del PIB.

La burbuja del alquiler

Iglesias, ausente durante unos meses de la vida parlamentaria por el nacimiento prematuro de sus dos hijos, ha pedido a Sánchez que aclare qué medidas piensa poner en marcha el Gobierno para acabar con la "burbuja del alquiler". El presidente le ha explicado que se va a desarrollar una "ley de vivienda" y que se acabará con la venta de viviendas públicas a fondos buitres.

"No nos va a temblar la mano para que las administraciones que están detrás de este intolerable abuso, que ha afectado a tantas personas humildes, sin recursos, asuman sus responsabilidades políticas y económicas", ha explicado Sánchez en la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

EL HUFFPOST PARA ENDESA