INTERNACIONAL
29/09/2018 11:11 CEST | Actualizado 29/09/2018 16:26 CEST

Las autoridades elevan a 384 el número de muertos por los seísmos y el tsunami en Indonesia

También hay 540 heridos y 29 desaparecidos, según datos provisionales.

REUTERS

Las autoridades de Indonesia elevaron este sábado a 384 el número de muertos por la serie de terremotos y el tsunami que golpearon el viernes la isla de Célebes, que ha causado además una extensa destrucción.

También hay 540 heridos y 29 desaparecidos, según datos provisionales, dijo el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, en una rueda de prensa en Yakarta.

Sutopo señaló que la cifra de víctimas mortales proviene solo de Palu, la capital de la provincia de Célebes Central y el lugar más afectado, porque dado el mal estado de las comunicaciones todavía no han recibido informes de Donggala.

Los hospitales de Palu que más fallecidos han reportado a la BNPB son el Bhayangkara, con 161, y el Undata Mamboro Palu, con 141.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación no tiene constancia por ahora de que haya ningún español entre las víctimas mortales ya identificadas.

El Gobierno español, no obstante, ha activado el habitual protocolo para estos casos. La Embajada se ha puesto a disposición de las autoridades locales indonesias y el Consulado en Yakarta está en contacto directo con la colonia española para atender a sus posibles preguntas, según fuentes diplomáticas consultadas por Europa Press.

La catástrofe ha dejado además más de mil edificios derruidos o dañados y la misión más importante ahora es restablecer la luz y las comunicaciones.

Técnicos de telecomunicaciones y transporte aéreo que llegaron esta mañana al aeropuerto de Palu ya trabajan en reparar algunas de las instalaciones eléctricas dañadas.

El aeropuerto de Palu, en el que se operan vuelos nacionales, permanece cerrado desde este viernes tras resultar dañado por el seísmo, que también afectó a puentes, hospitales y puertos.

Están operativos los aeropuertos de Poso, Toli-Toli, Luwuk Bangai y Mamuju, todos en la misma región.

Alerta de tsunami

Las autoridades confirmaron la formación del tsunami después de que varios vídeos locales mostrasen en las redes sociales como Palu, situada en una estrecha bahía, era impactada con fuerza por las olas.

La agencia de geofísica emitió una alerta de tsunami tras el terremoto de magnitud 7,5 para advertir de olas de entre medio metro y un máximo de tres metros en la zona de Palu y que expiró a la media hora.

El presidente de la Asociación Indonesia de Geólogos (IAGI), Sukmandaru Prihatmoko, indicó que el desastre ocurrió en un tipo de falla en la que generalmente no tienen lugar tsunamis, lo que sorprendió a los expertos.

"Lo primero que pensamos fue, es difícil que ocurra un tsunami, pero ocurrió y ahora los geólogos se están preguntando qué paso allí", declaró a Efe el presidente de la IAGI, Sukmandaru Prihatmoko, tras la rueda de prensa.

Sukmanduru indicó que los geólogos indonesios estudian tres posibilidades, una de las cuales atribuye el tsunami a deslizamientos de tierra subterráneos.

Según los vídeos grabados por particulares, la tromba de agua que entró en la playa Talise de Palu se llevó a su paso las estructuras y vehículos de la costa y llegó hasta una mezquita ya afectada por el terremoto, entre los gritos de los residentes.

El terremoto de 7,5 estuvo precedido tres horas antes por otro de 6,1 que provocó la muerte de una persona y 10 heridos y el derrumbamiento de varias casas.

Gran actividad sísmica

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.

Entre el 29 de julio y el 19 de agosto, al menos 557 personas murieron y casi 400.000 resultaran desplazadas por cuatro terremotos de magnitudes comprendidas entre 6,3 y 6,9 que sacudieron la isla indonesia de Lombok.

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS