POLÍTICA
21/11/2018 08:18 CET | Actualizado 21/11/2018 17:12 CET

Sánchez acusa a Casado de ser "más radical y menos serio que Rajoy" por romper el pacto para renovar el CGPJ

Un día antes de la votación en la Cámara Baja.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, se han visto este miércoles las caras por primera vez en la sesión de control en el Congreso tras la ruptura del pacto entre el PP y el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y un día antes de la votación en la Cámara Baja.

La renuncia del juez Manuel Marchena a presidir el CGPJ y la ruptura de ese acuerdo para la renovación del Poder Judicial no aparece en el orden del día de la sesión, pero está presente en todo momento en el pleno.

Más allá de esa polémica, Casado ha planteado a Sánchez una pregunta sobre la gestión del PSOE en Andalucía en plena campaña electoral para los comicios autonómicos del próximo 2 de diciembre.

El líder del PP ha preguntado al jefe del Ejecutivo cómo valora "el estado en el que el PSOE ha dejado a Andalucía después de 40 años de Gobierno" a algo más de una semana de celebración de las elecciones andaluzas.

"¿Sabes cuanto cuesta una matrícula universitaria en Madrid? 1.500 euros. ¿Y en Andalucía? 7 euros. Lo demás está subvencionado por la Junta. La respuesta se la van a dar los andaluces el 2 de diciembre y no le va a gustar", ha respondido Sánchez.

En este contexto, Sánchez y Casado se han acusado este miércoles mutuamente de haber malogrado el pacto alcanzado entre los dos partidos para renovar el CGPJ.

Sánchez ha lamentado la radicalidad que percibe en la manera de hacer política del nuevo PP de Casado. "A su lado el señor Rajoy es un moderado. Y más serio que usted, que para tapar su vergüenzas" —en alusión al polémico mensaje de WhatsApp de su portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, cuestionando la independencia del juez Manuel Marchena— decide romper el pacto para renovar el CGPJ.

Casado por su parte ha acusado al Gobierno de ser el responsable de que el acuerdo se fuera a pique por filtrar, según Casado, el nombre de Marchena, propuesto como presidente del CGPJ y del Supremo, antes de que el resto de vocales del Consejo, que son quienes formalmente eligen al presidente, fueran nombrados.

Planes para Bankia

Entretanto, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido explicaciones al presidente sobre cuáles son los planes del Gobierno para Bankia.

Sánchez ha defendido la decisión del Gobierno de no vender "en estos momentos" la participación del Estado en Bankia, con el fin de recuperar la totalidad del rescate, si bien ha cerrado la puerta a conservarla como entidad pública, pues no ve necesaria una banca comercial pública.

"No puede haber una banca comercial, no tiene ningún sentido que el Estado tenga depósitos", ha zanjado Sánchez, ante la pregunta que le ha formulado en la sesión de control el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, sobre sus planes de cara a esta entidad rescatada.

El líder de la formación 'morada' ha apostado por "impulsar" una banca de inversiones a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). "Nosotros no estamos cerrados a que haya una banca pública. El debate que siempre ha habido en el PSOE y en la izquierda es si el Estado debe tener una banca comercial o una banca de inversiones. Nosotros creemos que tiene que haber una banca de inversiones", ha dicho.

El presidente del Gobierno no se ha pronunciado sobre cuándo impulsará la venta de esta entidad, pero la ha descartado ahora, pues el "objetivo principal" del Gobierno "es recuperar los más de 22.000 millones" que, ha recordado, invirtió el Estado "para rescatar a la entidad".

"Hablemos claro, ahora mismo la cotización no permite ese objetivo. Por tanto, en estos momentos no se plantea por parte del Gobierno vender la participación de Bankia", ha explicado, subrayando que "esto no puede sorprender a nadie", ya que, ha apostillado, "es lo que siempre ha defendido", tanto el Gobierno como el PSOE.

Desde el PDeCAT, su portavoz, Carles Campuzano, ha instado al presidente a aclarar las principales medidas que piensa adoptar el Ejecutivo para garantizar una estrategia de transición del sector del automóvil y de la movilidad, de manera que sea "motor de actividad para la industria, el empleo y la sostenibilidad".

Sánchez ha advertido de que, si la industria española del automóvil no hace una transición al vehículo eléctrico y autónomo, no podrá seguir exportando el 80 % de su fabricación.

Con estas palabras ha respondido en la sesión de control al Gobierno al diputado del PDeCat Carles Campuzano, quien le ha preguntado por la transición del sector del automóvil y de la movilidad para que sea motor de actividad para la industria, el empleo y la sostenibilidad.

Campuzano ha afirmado que el borrador de la ley de cambio climático que prohíbe en 2040 la venta y matriculación de vehículos que emitan de C02 (y su circulación en 2050) ha sido acogido con "estupor y preocupación" por el sector, lo que ha llevado a los fabricantes de Anfac y a los sindicatos CCOO y UGT a no acudir a la reunión a la que les convocaron para explicarles la futura norma.

Sánchez le ha destacado que 8 de cada 10 vehículos que se fabrican en España se exportan a Bélgica, Francia, Reino Unido o Alemania.

Estos países, según ha recordado Sánchez, han anunciado que prohibirán los vehículos de combustión en el horizonte de 2030-2040.

Por el contrario, el calendario español habla de 2040 a medio plazo y de 2050 a largo plazo, por tanto de un escenario de 22 años.

Si no se hace esa transición ecológica en la industria del automóvil quién va a comprar los coches fuera de España, se ha preguntado el presidente del Gobierno.

En su opinión, lo "importante" es trasladar "certidumbre" a los inversores y los fabricantes, que es en lo que está centrado el Gobierno, de ahí la interlocución con el sector para cerrar un Acuerdo estratégico que tenga en cuenta que la industria del automóvil emplea a 300.000 personas de forma directa y 2 millones de forma indirecta.

Campuzano le ha replicado que el Gobierno quiere hacer esa transición sin un plan concertado con el sector para el coche conectado, autónomo y eléctrico.

En cuanto a los mercados europeos destino de las exportaciones nacionales, el diputado catalán ha indicado que esos países, al contrario que España, han hecho sus planes con infraestructuras, ayudas, inversiones en I+d y acordándolo con el sector.

Aprueben los Presupuestos Generales del Estado, le ha conminado Pedro Sánchez, quien le ha detallado que el Ejecutivo español, ante la escasa demanda de vehículos eléctricos y autónomos, ha aprobado un nuevo programa de ayudas a la movilidad, ha eliminado el gestor de carga y mantendrá una tarifa eléctrica específica para las recargas de los vehículos eléctricos en las horas supervalle.

Enfrentamiento Calvo-Montserrat

La portavoz del PP, Dolors Montserrat, ha vuelto a dirigir su pregunta semanal a la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, en esta ocasión para saber si "defiende el Gobierno adecuadamente las valores constitucionales".

Calvo ha defendido este miércoles ante el PP una "Justicia sin 'whastapps'", en alusión al mensaje enviado a sus compañeros por el portavoz 'popular' en el Senado, Ignacio Cosidó, sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y ha avisado al PP de que su actuación en este asunto "les debería avergonzar".

Calvo le ha replicado que uno de esos "valores supremos" de la Carta Magna es, precisamente, una "Justicia sin 'whatsapps'" y ha añadido que con el tema de la renovación del órgano de gobierno de los jueces el PP está dando "un recital de no entender cuáles son los valores constitucionales".

Calvo ha respondido también a una pregunta del portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, sobre si considera que la coordinación interna del Gobierno repercute "de manera positiva" en la situación política de España.

"Ustedes no han venido a regenerar nada porque bloquean este sitio, el único solemne de la democracia española", ha respondido con dureza Calvo.

Rufián, expulsado

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha expulsado al diputado de ERCGabriel Rufián del hemiciclo tras un durísimo enfrentamiento con el ministro de Exteriores, Josep Borrell, y tras las tres advertencias pertinentes al diputado independentista.

"Usted, y míreme bien, es el ministro más indigno de la historia de la democracia española, y los ha habido muy indignos. Usted no es un ministro, es un hooligan, es un militante de sociedad civil catalana, una vergüenza para su grupo parlamentario porque es una organización de extrema derecha", ha afirmado Rufián, antes de soltar que "la diferencia entre usted y un ministro de Exteriores se llama Romeva, vergüenza de que se mofe de Junqueras mientras se pudría en una cárcel de Madrid en un mitin del PSC": "Le pido que dimita", ha sentenciado.

Protagonismo para Delgado

Además de Sánchez, Calvo, Borrell y Rufián, el protagonismo en la sesión de control ha correspondido a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, para la que el PP pide la reprobación, a través de una moción que se debatirá al final del pleno.

Los populares argumentan que Delgado no responde a la "ejemplaridad" exigible a su cargo y "miente continuamente", algo que han repetido en las reiteradas peticiones de dimisión que han planteado, entre otras cuestiones, por el audio grabado en una comida en 2009 con el excomisario José Villarejo.

El pasado 25 de septiembre, Delgado fue reprobada en el Senado a instancias del PP, que hizo valer su mayoría absoluta en esta Cámara, junto con el apoyo de Ciudadanos y Foro Asturias.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard